Preste más atención a las exigencias del cliente

En este entorno cada vez más competitivo es muy difícil predecir si un producto o servicio se mantendrá en el mercado debido a los factores que actúan dentro de este.

Ante esto, diversos empresarios están optando por “ponerse las pilas” para crear una cultura hacia el servicio o hacia la calidad total para ser más competitivos y tener una mayor rentabilidad.

La principal dificultad que enfrentan estos negocios es que no saben por dónde empezar, o si alguno de los ejecutivos lo sabe, no puede romper con la inercia de la manera tradicional de hacer las cosas en esas organizaciones.

Realizar una modificación hacia la cultura de la calidad o hacia la del servicio no es solo cuestión de educar a la gente, o de apoyarse con un buen consultor externo; para lograr la transformación se tiene que hacer un cambio en la cultura del negocio, sino es lograr un cambio desde arriba, con “los de arriba”.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Aunque suene difícil de creer, además de enfrentar a grandes competidores, las empresas le agregan a su situación problemas de mala operación y mal servicio ahuyentando a los clientes y ocasionando entre sus empleados baja moral, incertidumbre, desconfianza y apatía.

Lo que produce que la empresa se “ponga la soga al cuello” es brindar un mal servicio. Al referirse al establecimiento, es si este es sucio, que no tenga buena capacidad o que no cuente con las medidas de seguridad apropiadas.

Presentación
En cuanto a la presentación de su producto, que este presente malas condiciones, que estén colocados de forma inadecuada, que hayan expirado, que sean de mala calidad o que la mercadería esté desordenada.

Los empleados también ocasionan que una empresa funcione de manera inadecuada cuando tratan mal a los clientes, les dan mal la información, cuando un potencial comprador les pregunta algo responden que no saben, o no cuenta con el personal suficiente para atender al público.

Los empleados son la cara de la empresa, si un cliente observa que los trabajadores están mal vestidos o no tienen su uniforme completo pensarán que la empresa no es lo suficientemente responsable

La atención al cliente es vital y esta no termina después de concluida la venta, por eso debe consignar una base de datos de sus clientes que incluya sus preferencias y pasatiempos. Asimismo, si el comprador no está de acuerdo con el producto y desea una devolución, debe dársela y a la vez averiguar porque no satisfizo sus expectativas y ofrecer las disculpas del caso.

Fuente: El Peruano

comments

Autor entrada:

Deja un comentario