Rentabilice la relación con sus clientes

En la actualidad, las inversiones en publicidad masiva, marketing directo, promociones de venta, relaciones con el cliente, trade marketing, ventas y las operaciones relacionadas con la atención y el servicio al cliente insumen cada vez más recursos económicos-financieros, tecnológicos y humanos.

Este “gasto o inversión” tiene un impacto significativo en la cuenta de resultados de cualquier empresa, lo que obliga a optimizar la calidad del mismo, a fin de obtener los mejores beneficios y mayores retornos para su inversión.

Por ello, es tiempo de desarrollar e implementar estrategias comerciales rentables y duraderas centradas en los clientes.

Para el docente del taller gerencial de la Dirección de Extensión y Proyección Universitaria de la Universidad de San Martín de Porres (USMP) José Carlos Yamagoshi, las empresas necesitan maximizar la rentabilidad de sus negocios desarrollando e implementando estrategias de interacción rentable con sus diferentes tipos de clientes desde una perspectiva integral.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




“La empresa es un todo y el cliente externo debe ser el foco de atención de todas las áreas funcionales de la organización”, afirmó. Un primer paso para iniciar un proyecto CRM (Customer Relationship Management) o evaluar el que ya pusimos en marcha es la auditoría.

“Ella nos permite identificar dónde se encuentra actualmente la organización y dónde podrá estar en el corto, mediano y largo plazos en términos de interacciones con sus clientes”, aseveró Yamagoshi.

La auditoría presenta directrices estratégicas, acciones simples de rápida implementación y rápido retorno para los accionistas. Por otro lado, define el papel de la tecnología y previene potenciales problemas ocasionados por la implementación de iniciativas CRM sin un previo análisis y evaluación de retorno.

Luego, se debe definir una hoja de ruta y los próximos pasos hacia el desarrollo e implementación de un proyecto CRM o la consolidación de un proyecto avanzado.

Debemos de tomar en cuenta que desarrollar un proyecto CRM implica el rediseño de los procesos con orientación al cliente externo; la evaluación y clasificación de los diferentes tipos de clientes desde el punto de vista del valor actual y potencial, políticas y normas de interacción para cada tipo de clientes, funcionalidades específicas y relevantes de la tecnología.

Además, la gestión de personas y adaptación del proyecto a la cultura corporativa de la empresa expresada en planes de negocio, normas de atención y políticas de comunicación específicas.

Fuente: El Peruano

comments

Autor entrada:

Deja un comentario