Street marketing, un modelo de publicidad barata e impactante

¿Cómo competir contra las grandes empresas con los pocos recursos con los que contamos? La publicidad en los medios de comunicación tradicionales no parece la fórmula exacta para las pequeñas empresas. Mucho dinero para escasos resultados, es la conclusión que arrojaría una investigación de marketing al respecto. Para las grandes empresas eso puede funcionar, ellos pueden gastar más, tienen billeteras gordas, al final lograrán impactar en el público por el factor “repetición continua”. Para una empresa pequeña, esa no es una opción. Sin embargo, han aparecido nuevas alternativas como el Street marketing.

¿Qué es el Street marketing?

Algunos confunden el Street marketing con el marketing de guerrillas. Hay una delgada línea que separa a la primera de la segunda forma de hacer marketing. En el marketing de guerrilla se busca impactar al público con un mensaje agresivo pero en el que el factor respuesta no existe. En cambio, en el Street marketing, el público no solo interviene sino que forma parte del elemento creador de la publicidad.

Para realizar una campaña de Street marketing no se necesita mucho dinero, solo un poco de creatividad y mucho trabajo. Gran parte de ellas requieren de una especie de guión que sirva a los actores o participantes como ruta para llevar el mensaje a los clientes espontáneos. También se necesita de una o más de cámaras de video, las más sencillas que ofrezca el mercado, para registrar la actividad en forma oculta para luego viralizarlo por Internet.

¿En qué consiste el Street marketing?

Es una intervención pública que no tiene aviso ni fin anticipado. Los participantes del Street marketing aparecen de un momento a otro en un espacio determinado, realizan un acto llamativo a la vez que promocionan una marca, interactúan con los peatones y luego se van de la misma forma como vinieron. No importa la cantidad de espectadores, lo que vale es el impacto causado en esas pocas personas. En realidad, el vehículo publicitario serán esos propios peatones, quienes a través del boca a boca, comentarán con otras sobre el divertido espectáculo que les tocó vivir. Lo demás lo hace Internet.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Dentro de las interpretaciones más comunes de Street marketing encontramos:

  • Juegos callejeros: Se involucra al público a seguir el juego de los actores. No hay que perder el detalle de la marca en ningún momento del juego.
  • Animación interactiva: Los actores hacen uso del producto e invitan a los transeúntes a hacer uso de él sin ningún compromiso.
  • Flashmob: Esta táctica busca crear sorpresa en los peatones, en un momento inesperado un grupo de actores aparecen, realizan acciones jocosas o que llaman al asombroso, y se retiran de inmediato.
  • Conciertos: En medio de una calle invadida por personas, se detienen un camión y una van. Del primero, unos hombres sacan unos instrumentos musicales. Del segundo, salen los artistas. ¡Un concierto inesperado y en plena calle! No hay que olvidarse jamás de tramitar los permisos respectivos.

¿Es el Street marketing adecuado para tu negocio?

Esta estrategia es ideal para restaurantes, pizzerías, centros de estética, panaderías, etc. Si bien algunas grandes empresas ya aplican el Street marketing dentro de su publicidad, su resultado no es del todo satisfactorio, puesto que la gente ya conoce esas marcas y la actividad pierde todo su atractivo. En cambio para un pequeño negocio, el Street marketing es un golazo, ya que está diseñado para un selecto grupo de personas (que ya tienes identificadas previamente). Ejemplos hay de sobra, solo basta dar una vistazo a YouTube para sacar algunas interesantes ideas.

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

1 thought on “Street marketing, un modelo de publicidad barata e impactante

Deja un comentario