Científicos japoneses crean método para detectar el Alzhéimer antes de su aparición

Alzheimer

Un grupo de científicos japoneses confirmaron la eficacia de un nuevo método de detección de la enfermedad de Alzheimer en sus primeras etapas.

Según la información disponible, los investigadores encontraron la acumulación de proteínas beta-amiloide, una de las probables causas del Alzhéimer, en el cerebro de los pacientes que sufren de la enfermedad más de 10 años antes de desarrollar síntomas.

Además experimentaron un aumento en la cantidad del péptido APP669-711 en la sangre. El nuevo método permitiría detectar el Alzhéimer durante un control médico rutinario antes de que la enfermedad se desarrolle, y sin necesidad de recurrir a los procedimientos dolorosos actuales.

¿Qué es el Alzhéimer?

El Alzheimer es una enfermedad cerebral que causa problemas con la memoria, la forma de pensar y el carácter o la manera de comportarse. Esta enfermedad no es una forma normal del envejecimiento.

En este sentido, es la forma más común de la demencia, que es un término general para describir la pérdida de memoria y de otras habilidades intelectuales y es tan severa que interfiere con la vida cotidiana del individuo. Hay que considerar que el Alzheimer representa del 60 al 80 por ciento de los casos de la demencia.

Se estima que actualmente 5,4 millones de personas en los Estados Unidos tienen la enfermedad de Alzheimer. Para el año 2050, el número de personas en los Estados Unidos con la enfermedad puede alcanzar a los 16 millones.

El Alzheimer empeora al pasar el tiempo y es fatal. Aunque existen muchos síntomas, la mayoría de las personas experimentan pérdida de memoria severa que afecta las actividades diarias y la habilidad de gozar pasatiempos que la persona disfrutaba anteriormente. Otros síntomas son confusión, desorientación en lugares conocidos, colocación de objetos fuera de lugar, y problemas con el habla y/o la escritura.

Tratamiento del Alzhéimer

Es una enfermedad para la que actualmente no se conoce cura. No es posible frenar su avance ni restaurar las funciones deterioradas. Los fármacos que se encuentran en el mercado hoy en día están destinados a retardar la evolución de la enfermedad, reducir los síntomas (depresión, síntomas psicóticos, estres , trastornos del sueño…), mejorar la función cognitiva y frenar ciertos procesos metabólicos, que se cree aceleran el proceso degenerativo.

Tales son los fármacos que protegen el sistema colinérgico como el donepezilo, la rivastigmina y la galantamina. También hay antiinflamatorios no esteroideos que están indicados tanto en la prevención, como en el tratamiento de la enfermedad, como la aspirina e ibuprofeno, que actúan bloqueando las prostaglandinas, factores de la respuesta inflamatoria que parecen desempeñar un importante papel en el alzhéimer.

Vía: actualidad.rt

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion