Dormir bien para tener una vida saludable

Dormir-bien

El sueño está programado en nuestro organismo por una razón importante, y no podemos restarle importancia solo porque preferimos avanzar el trabajo de mañana, queremos ver televisión o jugar un videojuego. Y es que dormir bien no solo es placentero sino que ayuda a mejorar la calidad de vida a largo y corto plazo, veamos algunas de las consecuencias de no descansar correctamente:

–          Incentiva a aumentar el consumo de carbohidratos, ya que la falta de sueño da hambre y es posible que aumentes la porción de comidas diarias.

–          Incrementa las probabilidades de sufrir un accidente de tránsito, el cansancio puede ser el causante de choques y distracciones a la hora de manejar.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




–          El hecho de no dormir bien trae como consecuencia irritabilidad y cansancio extremo durante el día, minimizando tu nivel de productividad, la percepción de simpatía que generas en los demás y el nivel de atractivo que puedes ejercer.

–          Aumentar las posibilidades de contraer enfermedades respiratorias, durante el sueño se produce citoquinas, proteínas que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

–          La pérdida de memoria, ya que la falta de sueño dificulta la capacidad de aprendizaje y la retención de nuevas ideas.

–          El dormir menos de las horas recomendadas (8 horas) trae como consecuencias a largo plazo: mayor riesgo de ataques cardíacos, obesidad, aumento de tipos de cáncer sobretodo de colon y mama y altas probabilidades de padecer diabetes.

–          Dificultad para ver bien.

–          Problemas gástricos debido a la mala alimentación y estrés.

–          Mal humor constante.

–          Cansancio continuo.

–          Falta de energía para desenvolverse normalmente durante el día.

–          Pérdida de energía, logrando que te vuelvas incapaz frente al trabajo del día a día.

–          La constante pérdida de sueño se convierte en un círculo vicioso que deteriora la salud.

La importancia de dormir bien

Dormir correctamente y como mínimo 8 horas es como ejercitarse o alimentarse bien. Trae muchísimas ventajas para el organismo, enumeramos las más importantes, toma nota:

–          Ayuda a controlar el estrés.

–          Los descansos son esenciales para mantenerse activo durante la jornada de trabajo y como consecuencia mejorar el nivel de productividad. La calma corporal que otorga el sueño ayuda a recobrar fuerzas y vitalidad.

–          Se regeneran las células, cuando duermes bien la piel descansa y las células se oxigenen y regeneran mucho más fácil.

–          Te permite mantener un peso ideal, ya que por dormir bien no tiendes a comer de más.

–          Control de enfermedades, al no descansar bien se corre el riesgo de incrementar la tensión arterial aumentando las posibilidades de tener diabetes o hipertensión.

–          Cuidas el corazón, ya que al dormir se minimiza la frecuencia cardiaca para que los tejidos y células coronarias se reparen.

–          Mejora la actividad intelectual, el dormir bien le permite al cerebro procesar toda la información acumulada.

–          Realizar un trabajo que implique riesgos o conducir un auto requiere de una buena coordinación física, la cual se logra con un buen sueño. En estos casos el descanso es importante.

–          Fomenta a la creatividad, ya que el sueño correcto ayuda a consolidar la memoria, organizar lo más importante y extraer datos.

–          Eficaz tratamiento de belleza, según los estudios se demuestra que la persona que ha dormido bien se ve más saludable y atractiva.

–          Un estudio de la revista Sleep señala que minimizar el sueño nocturno aumenta el riesgo de muerte prematura. Científicos de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos señalan que el secreto de las mujeres para tener una larga vida es dormir 6,5 horas.

–          Disminuye el estrés, dormir bien minimiza el estrés, te ayuda a relajarte para empezar el día con buen humor.

–          Repara el cuerpo, mientras duermes el cuerpo produce moléculas de proteína que te mantienen saludable y combaten las infecciones.

–          El sueño produce serotonina, las personas con deficiencia de serotonina tienden a ser más propensas a sufrir depresión. Dormir bien es fundamental para prevenir este mal.

–          En los niños es importantísimo, el sueño reparador libera la hormona del crecimiento.

–          No dormir de forma correcta afecta el balance hormonal en las personas adultas.

–          Es un excelente reparador para la piel, corrige los daños causados por la luz UV.

–          Tener pocas horas de sueño reduce la expectativa de vida, además de afectar tu calidad de vida.

–          Te hace feliz, un buen descanso hace que te muestres optimista y positivo ante lo que te rodea. Estudios revelan que las personas que descansan mal tienen menos ánimo que las que descansan bien.


¿Quieres dormir bien? Sigue estos pasos

Estos consejos son generales y sirven para lograr un buen descanso, sin embargo si estos pasos no dan resultado puede que se trate de un problema más serio, el cual necesite de un especialista y tratamiento específico.

–          Se recomienda como mínimo dormir entre 7 y 8 horas, para lograrlo hay que tener el hábito de establecer una hora fija para ir a la cama y despertarse.

–          Evitar comer alimentos muy pesados en horas de la noche.

–          Antes de ir a dormir es preferible leer que ver televisión.

–          Ducharse con agua tibia antes de irse a dormir, esto hace que los músculos se relajen e incita al sueño.

–          En las horas previas es recomendable realizar actividades relajantes como la lectura o escuchar música suave.

–          Para dormir bien evita horas previas el uso de aparatos electrónicos o videojuegos, estos dispositivos activan tu organismo.

–          Analiza las condiciones ambientales de la habitación, factores como la iluminación, la temperatura, los ruidos, la comodidad de la cama o la ventilación facilitan al buen sueño.

–          El ejercicio físico de forma regular ayuda al buen descanso, es recomendable realizar el ejercicio antes de irse a dormir.

–          Evitar productos que afectan el sueño como alcohol, café o tabaco.

–          Cenas ligeras en horas de la noche para facilitar el buen dormir.

–          Hay que tomar el hábito de despertarse sin necesidad de alarmas, y si son necesarias lo ideal es que no tengan sonidos muy fuertes.

–          Los jóvenes necesitan dormir más que los adultos, como mínimo unas 9 horas, los niños al menos 10 horas, los niños en edad preescolar entre 11 y 12 horas y los recién nacidos entre 16 y 18 horas.

Vía: pijamasurf, achs.cl y culturizando

Foto: curiosidades.batanga

 

 

comments

Autor entrada: tania24

Deja un comentario