El crecimiento chino, ¿ha llegado a todos?

ciudadanos-chinos

China es una de las economías con mayor crecimiento, qué duda cabe. Un crecimiento inspirado por su alta industrialización y su impresionante movimiento en el rubro de comercio exterior. No en vano, el número de multimillonarios chinos han crecido exponencialmente.

Pero, ¿cómo le va económicamente al chino de a pie? Veamos  continuación si el crecimiento chino ha llegado a todos los bolsillos.

El turismo, ¿una buena medida?

Si hay algo que queda en evidencia en China es que la clase media es el sector socioecónomico que más ha crecido. Ello explica en parte el hecho que los chinos ya no se limiten a viajar a Hong Kong o Macao durante sus vacaciones.

Lee también: Conoce el secreto de como los Chinos se hacen millonarios en pocos años

Hoy es común ver en nuestras tierras así como en otros continentes a muchos turistas chinos (120 millones de personas aproximadamente). Y no es que sean multimillonarios. Son personas de clase media en sus países, pero que ante el incremento de sus ingresos han decidido tomarse un respiro fuera de sus fronteras.

El mismo fenómeno se observó en la década de 1980 con los japoneses. Tras el denominado “milagro japonés”, la oleada de turistas chinos alrededor del mundo se incrementó por esos años, hasta que en la década de 1990, producto de la retracción del crecimiento japonés, el número de visitantes japoneses se redujo sustancialmente.

No es que los japoneses se hubieran vuelto pobres sino que los ingresos promedio se mantuvieron estáticos mientras que la inflación mundial se expandía. Esa pequeña diferencia porcentual es lo que lo que marca la diferencia entre vacacionar en el extranjero o no.

La real medida

Eso podría vislumbrar que el crecimiento chino ha llegado a todos. ¿Es eso cierto? Actualmente, se estima que existen 690 millones de habitantes en China que son clasificados como pobres. Esto quiere decir, que aproximadamente uno de cada dos habitantes chinos es pobre.

Pero, ¿qué significa ser pobre en China? Tener unos ingresos mensuales inferiores a los $ 3.000. El problema radica aquí que aún más del 50% de los chinos viven en zonas rurales, con lo cual esa cifra se relativiza, pues es un estándar aplicado a la vida urbana y no a la rural.

¿Qué sucede en la urbe? Pues las cosas no son del todo halagüeñas. El crecimiento económico ha llegado a todos, es cierto, pero sobrevivir en una urbe, sobre todo para aquellos recién venidos del campo, es una odisea.

El principal problema para los trabajadores urbanos es conseguir vivienda – o algo parecido – en las ciudades industrializadas como Shanghái o Beijing. Una habitación pequeña puede estar entre los $ 400 a $ 600 de alquiler. La mayoría de trabajadores opta por compartir la habitación con un amigo o colega de trabajo, pues asumir dicho costo de manera solitaria es casi una utopía.

Echemos números

Pero, la vivienda no es el único problema para la clase trabajadora urbana en China. También lo es la alimentación. Una dieta equilibrada en China ronda los $ 350. El transporte es relativamente barato en las principales urbes: unos $ 25 por mes. Eso dentro de los gastos básicos.

Si se incluyen gastos en entretenimiento, diversión o se suele comer en restaurantes caros o hacer uso del taxi, las necesidades podrían sobrepasar los $ 750, cifra que demuestra que la economía china ha crecido, aunque la mayoría de chinos aún sufran para llegar a fin de mes.

Vía: saporedicina.com / china-files.com
Foto: chinadaily.com.cn

Artículos Relacionados