Finlandia y la vida después de Nokia

slush-en-finlandia

A comienzos de este siglo, uno no sabía si llamar Finlandia o Nokia a ese país escandinavo ubicado entre Suecia y Rusia. Por aquellos años, la empresa de telefonía celular finlandesa era dueña del 40% del mercado mundial en su rubro.

Eso significa un incremento del PBI finlandés cercano al 25% y, por supuesto, de miles de puestos de empleo para jóvenes amantes de la tecnología.

Pero, toda la felicidad acabó en 2014, cuando el entonces CEO de Nokia, Stephen Elop, anunció la venta de la división de dispositivos móviles de la compañía a la norteamericana Microsoft.

La vida en Nokia después de Nokia

¿Sabes qué significa Nokia? Es probable que no. Pues Nokia es el nombre de una pequeña ciudad finlandesa de no más de 34.000 habitantes. Quizás esta ciudad hubiera quedado en el olvido, si allí precisamente no se hubiera gestado una de las compañías tecnológicas más importantes de las dos últimas décadas.

Lee también: Razones de una decadencia que pudo evitarse

Hoy, si uno camina por las calles de Nokia encontrara algunas tiendas abiertas, uno que otro supermercado y varios colegios. Pero no queda nada de lo que fue el fastuoso complejo tecnológico de Nokia.

Tras la venta de la división principal, la empresa Nokia se trasladó a Tampere, donde actualmente la empresa sigue operando en sus divisiones de telecomunicaciones e infraestructura, dando trabajo a más de 4.000 finlandeses. Pero, definitivamente, el Nokia actual no es nada en comparación al Nokia que abrió el siglo.

¿Una crisis o una oportunidad?

Con la aparición del primer iPhone de Apple, la inminente caída de Nokia estaba escrita. Los celulares de Nokia son reconocidos por su calidad, material resistente y un buen software, sin embargo, la telefonía inteligente había llegado para quedarse.

Y Nokia quedó rezagado en esa carrera, que algunos especialistas aseguran fue propiciada por la negativa de la compañía de utilizar el sistema operativo Android en sus equipos. La venta de esa división a Microsoft fue inevitable ante las serias pérdidas que afrontaba la compañía.

Miles de puestos se perdieron, calculándose actualmente en 14% el nivel de desempleo en Finlandia entre las personas económicamente activas.

A nivel estatal también se sintió el golpe, aunque no lo suficiente como para que el Estado decida reducir el presupuesto para la educación. ¿Qué fue de aquellos miles de empleados despedidos de Nokia? Lejos de hundirse en la cama a llorar sus penas, decidieron tomar el toro por las astas y a encontrar dentro de la crisis una oportunidad.

Un gigante tecnológico en ciernes

Hay que ser sinceros: actualmente no hay ninguna startup en Finlandia que pueda soñar en convertirse en un símil de Nokia. Pero, el lado bueno es que hoy existen más emprendimientos tecnológicos en Finlandia que cuando estaba viva la división de dispositivos móviles de Nokia.

No es de extrañar que algunas de estas startups, como Rovio Entertainments (creadora del famoso juego Angry Birds), Supercell (creadora de otro popular juego, Hay Day), Pryte y Draw Elements hayan surgido durante la época post-Nokia.

Slush es el evento tecnológico más importante de este país escandinavo. Los jóvenes, lejos de mostrarse ajenos a la tecnología tras la debacle de Nokia, se acercan con más asiduidad a este evento año tras año.

Ellos entienden que si bien no hay una mega empresa como Nokia que los cobije luego de estudiar en la universidad, ellos mismos podrían construir un Nokia a su medida. Esperemos que sus sueños se hagan realidad.

Vía: bbc.com / americaeconomia.com
Foto: flickr.com

Mira este video: Fábrica de teléfonos Nokia en Finlandia