La alternativa olvidada acerca de la Remuneración Mínima Vital

salario-minimo

Es una de las propuestas de campaña más utilizada por los candidatos presidenciales y la más esperada por los votantes. Todos, por lógica electoral, prometen incrementar la Remuneración Mínima Vital (RMV) apenas lleguen al poder.

Pero, ¿se han analizado todas las aristas de tan llamativa propuesta? Si los candidatos no lo han hecho, aquí haremos una concisa revisión al respecto.

Igualdad para todos

Meditemos un momento y pensemos, ¿por qué es bueno que se incremente la Remuneración Mínima Vital? Es una razón sencilla y que muy pocos candidatos pueden explicar: que la brecha salarial entre los que más ganan y los que menos ganan se reduzcan.

Lee también: Conozca que es la Remuneración Mínima Vital

Es decir, quienes están a favor de un aumento considerable de la RMV presuponen que hay gente que está ganando demasiado y otra gente que está ganando poco.

Es, en este sentido, que argumentar a favor del incremento de la RMV es algo positivo en tanto que haya, efectivamente, esa desproporción entre los ingresos. Además, el incremento del RMV permite a los trabajadores menos favorecidos no solo a la mejora de sus condiciones de vida, sino también, acceder a una mejor capacitación y potenciamiento de sus habilidades y destrezas.

Desigualdad para muchos

Pero, de lo que nunca se habla es acerca de la productividad. Supongamos que de un día para otro, la RMV en el Perú se incremente desde los S/. 750 hasta los S/. 1.000. ¿Esto generaría una mayor productividad en las empresas?

No, por lo menos, de inmediato. El hecho que los trabajadores van a capacitarse con ese incremento salarial no implica incremento de la productividad del negocio de manera mediata.

Para una empresa con los números en azul, esto no es problema. Sin embargo, para las empresas que se manejan cercanos al cero (o peor aún, los que registran números en rojo), el incremento de la RMV representa un puñal en medio del corazón.

El empresario, por lógica, no dará más de lo que produce. Su reacción no será el oponerse a una ley que imponga el incremento, pero sí se verá en la necesidad de reducir puestos de trabajo para no rebasar el capital destinado para la fuerza productiva de su empresa. Al final, menos trabajadores ganando más, buscarán producir lo mismo que muchos trabajadores ganando menos.

¿Y si no hubiera RMV?

Éste es una alternativa que ni empresarios ni candidatos presidenciales han evaluado. Ciertos países como Suecia, Dinamarca, Noruega, Suiza, Italia, Austria o Chipre no poseen dentro de su legislación laboral alguna referencia a la RMV, sin embargo, por extraña coincidencia, gran parte de ellos poseen los salarios promedio más altos del mundo.

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre el Salario Mínimo en el Perú

Podrá decirse que no se puede aplicar dichas realidades al nuestro, puesto que los niveles de productividad en dichos países son muy superiores a los registrados en el Perú. Y es cierto. El quid del asunto no está en el incremento de la RMV, sino en el aumento de la productividad.

Si la productividad es buena, los propios gremios de trabajadores profesionales, técnicos o de obreros, podrían establecer sus propias RMV de manera independiente y sin perjudicar a los otros sectores. Una alternativa a considerar, ¿no lo crees?

Vía: elblogsalmon.com
Foto: mxqnoticias.mx