La regulación de impuestos a los juegos de casino en línea es una ventaja para todos

Desde siempre, Perú ha sido un país con una gran cultura del juego y con una fuerte predilección por los juegos de cartas, mostrando ejemplos característicos de la región como el Nervioso o el 8 Locos, hasta clásicos mundiales como Póker o Blackjack. El bingo es otro juego con gran arraigo en el país de las tierras Incas, y goza de buena salud en la actualidad, tanto en Perú como en la aldea global que es Internet.

Como dato a considerar, hoy en día hay 736 salas de juego con casi 82.000 máquinas tragamonedas y 22 casinos con casi 300 mesas de juego. Solo en 2016, este segmento de casinos físicos fue capaz de extraer USD 92,5 millones en Impuestos de los Juegos de Azar, que es un aumento del triple en comparación con 2007, llegando así a una cifra récord.

El juego en salas y casinos es legal y regulado por la Dirección General de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas (DGJCMT), que forma parte del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR). Todas las máquinas tragamonedas actuales están conectadas a un sistema de control unificado, que supervisa todas las transacciones en tiempo real. El trabajo de este órgano estatal y las establecidas medidas efectivas han erradicado toda actividad ilegal en el país, que constituía el 96% del mercado hace poco más de una década, lo que le valió el reconocimiento internacional de la Ley Internacional de Maestros de Juego.

Todavía no hay un marco legítimo de legalidad en el juego de casino virtual. En este contexto, la última de una serie de metas para la DGJCMT viene con un nuevo decreto de juego, que pretende poner bajo supervisión los mecanismos de los casinos en línea y las apuestas deportivas de una manera a la que ya se realiza en el sector de casinos fisicos a través del sistema de control unificado. De esta manera, la DGJCMT planea aumentar sus Ingresos Tributarios del Juego con un 20-30% de los ingresos brutos.

Durante la década pasada, ha habido un cambio económico significativo y una mejora de la regulación del juego en el país. Solo el año pasado, Perú tuvo la mejor tasa de desarrollo para 2016 en toda América del Sur. Sin embargo, el mercado en línea del país sigue siendo en gran medida no regulado, lo que permite al público acceder sin restricciones a los servicios de sitios web de casino en línea ofrecidos a público hispanohablante. En otras palabras, los casinos en línea remotos que soportan la lengua española son libres de proveer servicios de entretenimiento en Perú.

El primer casino en línea registrado localmente se estableció en 2008 y varios otros siguieron. Una falta total de prohibiciones legislativas para los servicios de juegos en línea, de restricciones de Internet o de procesamiento de jugadores ha dado como resultado que todos los servicios de casino en línea están de fácil acceso.

Los monederos electrónicos están naciendo en la República de Perú gracias a las fuertes iniciativas de las entidades bancarias. A través del Asbanc (Asociación de Bancos del Perú) los peruanos están empezando a manejarse cada vez con más soltura respecto a la noción de “dinero electrónico”, teniendo de esta forma, una gran apertura de mercado con grandes ventajas para los consumidores en la totalidad del territorio peruano. Esto sobre todo en plataformas móviles, ya que esta forma de pago ofrece seguridad, facilidad y comodidad, no solo en el sector de juegos de casino en línea, sino en diferentes sectores como el de turismo, ropa y electrodomésticos, por poner un ejemplo. Al manejar plataformas de pago en línea, las ventajas se incrementan en varios aspectos, ya sea con las ventajas antes mencionadas para los consumidores, o las que conlleva para los operadores de casino al momento de tener automatizada y siempre en línea la información necesaria para la declaración y pago mensual de impuestos, modernizando el sistema de formularios que se utiliza hasta la fecha.

Como último punto importante a mencionar, cabe destacar que el impuesto recaudado por MINCETUR, proveniente de los juegos de casino, es distribuido entre los siguientes beneficiarios:

  • 30% a las municipalidades provinciales
  • 30% a las municipalidades distritales
  • 10% al Instituto Peruano del Deporte
  • 15% al Tesoro Público
  • 15% Ministerio de Comercio Exterior y Turismo – MINCETUR

Imágenes  – Pexel

Vía – Mincetur


Artículos Relacionados