10 preguntas que se debe hacer todo emprendedor

Emprender no es fácil, hay muchas cosas que deberias preguntarte, pero es una de las mejores formas de tener independización económica, es por eso que hemos recolectado 10 preguntas que todo emprendedor deberia hacerse antes.

Lee el artículo completo acontinuación:

1. ¿Tienes energía?
Iniciar un negocio necesita mucho más que simples ganas; supone disponer de voluntad, persistencia y energía para solucionar problema tras problema, obstáculo tras obstáculo. Debes tener en cuenta que el camino para convertirte en tu propio jefe requerirá de ciertos sacrificios, entre ellos trabajar más horas, no contar con vacaciones y disponer de muy poco tiempo para ti y tu familia.

2. ¿Eres flexible?
Las pautas y rutinas establecidas sólo sirven para aquellos trabajadores con contrato en las grandes empresas, no para un emprendedor que deberá ir superando los obstáculos que aparezcan en el camino, gracias a la improvisación. La incertidumbre será tu compañera constante, por lo que necesitas aprender a actuar en ella. Tienes que estar dispuesto a cambiar tus paradigmas y a ser creativo para buscar nuevas soluciones.

3. ¿Eres un buen comunicador?
Los malos entendidos y las faltas de comunicación son un problema constante en las pequeñas empresas. Además, debes sumar las responsabilidades que implica ser el jefe y de actuar y dirigirte como tal. ¿Tendrás la misma capacidad tanto para felicitar como para despedir?

4. ¿Eres organizado?
Contar con objetivos claros, planificación y papeleo es sólo el principio de un camino largo y lleno de tareas. No podrás enfrentarlo si eres desorganizado, por lo que necesitas poner en orden todos los aspectos que rodean tu mundo como emprendedor: horarios, papeles, trámites, finanzas, equipo. Asegúrate de contar con un buen sistema de organización, ya sea una libreta, un Smartphone, una Tablet o tu misma computadora.

5. ¿Reconoces y corriges tus errores?
Equivocarse es normal, repetir las equivocaciones es humano, pero cuando se cometen los mismos errores una y otra vez, difícilmente podrás superar los obstáculos que te vaya planteando tu empresa. Debes estar consciente de que fracasarás muchas veces, lo importante es aceptarlo y seguir adelante.

6. ¿Eres arriesgado?
¿Eres de los que primero intuye, luego investiga y con esa información arriesga? Si la respuesta es negativa, deberías replantearte o, a lo menos, aplazar la puesta en marcha de tu negocio.  No hay otra forma de agudizar el olfato empresarial, pues ser precavido es parte fundamental del riesgo. Sin embargo, lanzarte a esta aventura implica siempre un riesgo, ¿estás dispuesto a tomarlo y a asumir las consecuencias, ya sean positivas o negativas?

7. ¿Conoces la gestión de tu negocio?
La mayoría de las personas que alcanzan el éxito en sus emprendimientos conocen su sector al revés y al derecho. Además, entienden a la perfección todos los procesos dentro de la empresa, el personal que requiere y los resultados esperados. Es muy importante que sepas administrar desde tus finanzas hasta la relación con tus clientes.

8. ¿Tienes aguante?
¿Estás preparado para trabajar jornadas de hasta 16 horas, además de seis y hasta siete días durante muchas semanas consecutivas? Es muy importante que entiendas que muy probablemente los resultados no se manifestarán en el corto plazo, lo que puede desanimarte. Pero un emprendedor debe luchar siempre por sus sueños, a pesar de que éstos no sean fáciles de obtener. Sin duda, la clave está en la persistencia.

9. ¿Sabes tomar decisiones bajo presión?
Debes tener claro que tendrás que tomar decisiones bajo mucha presión y sin siquiera tener la oportunidad de consultar con otra persona. La indecisión del empresario es uno de los factores que más pueden afectar una Pyme, por eso debes estar siempre preparado a enfrentar estas situaciones y a actuar de la mejor manera posible.

10. ¿Sabes delegar?
Una de las principales claves del liderazgo es la delegación. Nadie puede hacerse cargo de todo por sí mismo, por lo que necesitarás de un equipo de confianza. Si eres una de esas personas que gusta hacer todo porque le gustan “las cosas bien hechas” y duda de la capacidad de sus trabajadores, o no tienes el personal adecuado o la personalidad para iniciar tu negocio.

Fuente: Emprendimiento.com

{fcomments}

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion