6 formas de controlar la ira

controlar la ira

La ira puede ir acompañada de cambios, tanto biológicos como psicológicos, por lo que es fundamental aprender a controlarla. Aquí te mostramos seis formas de lograr controlarla y reducirla.

La ira es una emoción que puede variar de intensidad según el estado de la persona y aquello que la desencadena y donde la forma instintiva y natural que tienen las personas para expresar su ira es a través de la agresividad, ya sea gritando, arrojando cosas o hasta golpeando.

Sin embargo, vale la pena saber que un poco de ira es necesaria para nuestra supervivencia por lo que hay técnicas y recetas para controlarla y reducirla.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Relajación

Las terapias para relajarse vendrán de maravilla para bajar la tensión así como los pensamientos o sentimientos que llevan a sentirse de esa manera. ¿Cómo relajarse? Haciendo meditación, por ejemplo, yoga o tai chi. Cerrar los ojos, respira profundamente por la nariz y tratar de no pensar en nada. Hay que intentarlo.

Te puede interesar: Aprende a controlar tus emociones en la oficina

2. Actividades depurativas

El ejercicio físico también ayuda a eliminar la ira de forma natural. Pero no todos los deportes o disciplinas sirven. Se puede practicar boxeo, alguna arte marcial (judo, taekwondo, kickboxing), o quizás montar bicicleta o caminar, ayude a evitar un cuadro de ira.

3. Conocer el problema

Una buena forma de eliminar la ira en exceso del cuerpo es afrontarla. Esto significa, buscar en el fondo de nuestro interior cuáles son las causas de esta furia o de esa reacción. hay que estar enfocado y pensar que todo tiene solución.

4. Racionalizar la situación

Cuando la ira empieza a dominar el cuerpo y la mente, no se puede pensar claramente. Esto es realmente un problema que tiene solución. En primer lugar, se debe tratar de evitar dos palabras: “nunca” y “siempre”, porque se estará justificando el enojo y no se buscará solucionarlo.

5. Mejorar la comunicación

Muchas veces nos enojamos porque la frustración se apodera de nosotros. Se debe escuchar con atención lo que se dice, preguntar al interlocutor qué ha comprendido de las palabras y responder las dudas hasta que todo quede aclarado. Esto evitará muchos problemas.

6. Tomar vacaciones

Al menos, un descanso de fin de semana en un lugar que no sea la casa o donde estés acostumbrado, es una buena idea para salir de la rutina, o caminar por un parque o por la playa, dejar de pensar en los problemas y tomarse un tiempo para pensar qué es lo que se desea y cómo calmar los ánimos. Y pensar siempre en positivo y aprovechar el contacto con la naturaleza, respirar profundo, sentir el aroma de una flor y reirse más.

¿Podrás hacerlo?

Vía: mejorconsalud.com
Foto: YouTube

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P