Acuerdo con Brasil por la exportación de leche

Argentina podrá reanudar sus exportaciones de leche en polvo a Brasil, pero con ciertas condiciones para no dañar el aparato productivo del vecino país. Lo pactaron funcionarios y empresarios de los dos países, luego de que el gobierno brasileño, tal como anticipó Clarín la semana pasada, impusiera “licencias automáticas” a los embarques nacionales.

Tras unas rápidas negociaciones, el Centro de la Industria Lechera (CIL), que agrupa a las grandes lácteas argentinas, aceptó una suerte de autorregulación: enviará de aquí a fin de año un máximo de 3.000 toneladas mensuales de leche en polvo a Brasil, y a un precio que no podrá superar el valor de referencia del Departamento de Agricultura de EE.UU. para los negocios de Oceanía. Esto equivale hoy a US$ 2.100 por tonelada.

La Argentina, luego de aceptar morigerar sus embarques, pidió a su contraparte brasileña que también imponga límites a Uruguay. Sucede que esta pequeña crisis se desató luego de que la láctea uruguaya Conaprole volcara a muy bajo precio en el mercado brasileño unas 20.000 toneladas de leche en polvo. Ese enorme volumen iba a ser destinado originalmente a Venezuela, pero a raíz de la fuerte caída del petróleo ese país decidió suspender esas importaciones.

Fuente: Clarín.com de Argentina

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion