Advierten en Ecuador que el comercio en la frontera está paralizado

Según el prefecto de Carchi, provincia de Ecuador, René Yandún, hay pérdidas diarias de 1 millón de dólares por recaudación arancelaria.

El turismo y el transporte también están siendo afectados por la restricción de Colombia a productos ecuatorianos.

El rotativo indica que el comercio en la frontera norte se ve afectado por la restricción de Colombia a productos ecuatorianos, en represalia por la aplicación de salvaguardias cambiarias impuestas por Ecuador a 1346 productos procedentes de Colombia.

El prefecto reelecto de Carchi, René Yandún, dijo que el comercio está paralizado y la mayor afectación es a los productos perecederos.

Hay pérdidas diarias de 1 millón de dólares por concepto de recaudación arancelaria, aseguró Yandún.

La situación trae problemas en el sector diplomático, comercio fronterizo y economía nacional; a ello se suma el incremento del contrabando y la reducción de un 50% del turismo en la zona. Entre 5 000 y 6 00 personas, que viven del transporte, también tienen problemas, explicó la autoridad.

Para Yandún, una buena salida sería la revisión de los convenios bilaterales que están obsoletos, añadió.

Fuente: El Espectador

Según el prefecto de Carchi, provincia de Ecuador, René Yandún, hay pérdidas diarias de 1 millón de dólares por recaudación arancelaria.

El turismo y el transporte también están siendo afectados por la restricción de Colombia a productos ecuatorianos.

El rotativo indica que el comercio en la frontera norte se ve afectado por la restricción de Colombia a productos ecuatorianos, en represalia por la aplicación de salvaguardias cambiarias impuestas por Ecuador a 1346 productos procedentes de Colombia.

El prefecto reelecto de Carchi, René Yandún, dijo que el comercio está paralizado y la mayor afectación es a los productos perecederos.

Hay pérdidas diarias de 1 millón de dólares por concepto de recaudación arancelaria, aseguró Yandún.

La situación trae problemas en el sector diplomático, comercio fronterizo y economía nacional; a ello se suma el incremento del contrabando y la reducción de un 50% del turismo en la zona. Entre 5 000 y 6 00 personas, que viven del transporte, también tienen problemas, explicó la autoridad.

Para Yandún, una buena salida sería la revisión de los convenios bilaterales que están obsoletos, añadió.

Fuente: El Espectador

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion