Ahorrar ya no es bueno para los principales países del mundo

invertir-en-el-mundo

Se ha dicho mucho sobre como paliar los efectos de la crisis. Gobiernos y especialistas de todo el mundo han intentado diversas fórmulas, con resultados variables. Una de las recetas que va ganando cada vez más aceptación es la reducción de las tasas de interés. No la que pagamos como usuarios a los bancos, sino la opuesta. Es decir, aquella que dicta que los bancos paguen cada vez menos por el dinero ahorrado. ¿Hay alguna relación directa entre la crisis y el ahorro?

EL INTERÉS DECRECIENTE

¿No le resulta curioso que hoy más bancos lo animen a ahorrar? ¿Qué buscan realmente los bancos? Pues esto: éste es uno de los momentos históricos en el que las instituciones financieras pagan menos por su dinero. Si le parecía irrisorio ese 4% que le dan los bancos por un depósito a plazo fijo en el Perú, imagínese cuál es el panorama en los países de más altos ingresos, con tasas que ni siquiera alcanzan el 1%. Lo que se promociona es una cosa, pero el poder de los principales bancos centrales del mundo puede más. Ahorrar no está permitido.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


¿QUIÉNES GANAN, QUIÉNES PIERDEN?

Llama mucho la atención lo que ha dejado esta reducción de la tasa de interés en el mundo: los gobiernos y empresas no financieras están ganando cada día más, mientras que las compañías de seguros, AFP y hogares están perdiendo significativamente. Los bancos corren una suerte distinta. Hay bancos que han logrado aumentar sus márgenes de interés, y otros que no. La mayoría de los primeros bancos pertenecen a Estados Unidos, y son de hecho, los que más rentabilidad han obtenido luego de la crisis del 2008.

EL PELIGRO DE AHORRAR

Ahorrar no está bien visto por los principales gobiernos del mundo. Aseguran que ese comportamiento enfría la economía. Quienes más han perdido son aquellos que cuentan con más activos financieros, o sea, aquellos que viven de los intereses. Son épocas de vacas flacas, aseguran.

¿QUÉ BUSCAN, ENTONCES, LOS BANCOS CENTRALES?

Que haya más inversión. Su visión es muy simple: a menos interés por los ahorros, más se incentiva la inversión. Pero, en un mundo que aún está golpeado por la crisis, resulta difícil que las personas se animen a invertir. Se exige dinero circulante, y no tras una bóveda. Sin embargo, las medidas parecen poco inteligentes. Hasta que no haya un panorama claro para las inversiones en las principales economías del mundo, ahorrar seguirá siendo la opción predilecta aun así reduzcan las tasas a cero.

Vía: Financial Times

Artículos Relacionados

comments