Asia está liderando la recuperación en el mundo

Asia va en primer lugar en la carrera por la recuperación mundial. Detrás le siguen Europa y Estados Unidos. Y es que los paquetes de reactivación aplicados por los gobiernos asiáticos por miles de millones de dólares y la sólida demanda interna de China están dando sus frutos.

Esa zona se vio protegida del impacto de la crisis por los paquetes de ayuda gubernamentales, que totalizaron 1,000 millones de dólares, más de la mitad de los 585,000 millones correspondientes tan sólo a programas del gobierno chino, afirmó el jefe de S&P en la región Asia Pacífico, Subir Gokarn.

“Los gobiernos asiáticos pudieron reaccionar rápida y agresivamente a la crisis, gracias a sus posiciones fiscales fuertes y a sus deudas relativamente bajas”, aseguró Mark Williams, consultor de Capital Economics.

Los datos del segundo trimestre mostraron que algunas economías de la región fuertemente dependientes de las exportaciones, como Hong Kong y Singapur, habían conseguido salir de la recesión pese al letargo de la demanda de Estados Unidos y Europa, sus mercados tradicionales.

A esta buena noticia se sumó Japón, que salió de la recesión en el segundo trimestre, gracias a sus programas de reactivación, como lo “presumió” el primer ministro Taro Aso.

La agencia de calificación financiera Standard and Poor’s (S&P) examinó la situación de 14 economías de la región Asia Pacífico, y prevé que solamente cinco de ellas terminen este año con tasas positivas de crecimiento.

Todo gracias al impulso que les dará la expansión del PIB chino, calculada entre 8 y 8.5 por ciento.

La otra cara de la moneda
Este panorama contrasta con el de EE.UU., cuyo PIB tuvo una contracción de 1% en el segundo trimestre, en tanto que la zona euro creció 0.1%, gracias a la reactivación de Alemania y Francia.

La doctora Leticia Armenta, directora del Centro de Análisis Económico del Tec de Monterrey Campus Ciudad de México, en una charla con El Economista, consideró que es muy importante que en esa nación “los recursos no se queden estancados otra vez en el sector financiero”.

Agregó que el gobierno de Obama debe “inyectar” más capital de ayuda en las áreas productivas para que se beneficie el empleo y, por lo tanto, el consumo de la población sea mayor, todo para formar una gran cadena en la economía y así los indicadores muestren a finales de año el tan anunciado fin de la recesión.

Armenta agregó que si las variables económicas de ese país se mantienen en terreno positivo -específicamente los indicadores en la industria- a finales de año ya estaría a la par de Asia.

La ventaja de Brasil
En la recuperación de América Latina, el papel protágonico lo lleva Brasil, “su mercado exterior en mayor proporción con naciones europeas, y en menor con EE.UU., le ha ayudado a mostrar gran mejoría en los ultimos meses” afirmó Armenta.

Uno de los aciertos del gobierno de Lula es su lazo europeo que ha mantenido desde hace algunos años, de acuerdo con la especialista.

Armenta aseguró que Brasil está próximo a salir de la recesión. Pues así como EE.UU., tiene repercusiones tanto positivas como negativas en el mundo, Brasil es indicador para el cono sur, por lo que la estabilidad de este país se reflejará de inmediato en sus vecinos, concluyó.

Víctima en shock
La economía mexicana resiente el impacto de la recesión mundial; la recuperación tardará en llegar, coinciden los más optimistas. Expertos mantienen la expectativa de que todo mejorará en cuanto Estados Unidos despegue.

Fuente: El Economista

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion