Australia se alista para iniciar exportaciones de uva a China

Australia podría realizar sus primeros envíos directos de uva de mesa a China esta temporada, luego de que se confirmara la firma de un protocolo de importación en las próximas semanas.

De acuerdo informó Jeff Scott, director ejecutivo de Australian Table Grape Association (ATGA) a Fruitnet.com, el gobierno asiático se comunicó con las autoridades australianas para concretar el acuerdo.

“Biosecurity Australia nos informó que China envió una carta oficial confirmando la fecha para firmar el protocolo en Beijing, así que esperamos tener el acceso en la semana del 16 de agosto”, afirmó Scott.

Este tratado implica que Australia tendrá la autorización de enviar uvas de mesa directo a grandes ciudades de China como Shangai y Beijing, lo que para los productores australianos significa una gran oportunidad de comercialización.

“Tener acceso directo a esas ciudades es como tener acceso a dos nuevos países en términos de tamaño de su población y poder adquisitivo. Menos del cinco por ciento de uva de Australia se dirige a las ciudades del norte. Nuestra fruta es poco conocida allí, así que hay un enorme potencial”, indicó la asociación.

Sin embargo, esta apertura hacia el mercado asiático significa una inversión para la industria al tener que cumplir estrictos controles fitosanitarios, los que según Scott son completamente realizables por los agricultores locales.

“El protocolo incluye el tratamiento en frío para la mosca de la fruta y un sistema de acercamiento para todas las otras plagas y enfermedades. En ningún caso ATGA iba a firmar un protocolo inviable. Hemos negociado para conseguir sistemas que puedan ser seguidos por los productores en todo el territorio de Australia y cualquier productor debe poder ser capaces de cumplir con los requisitos”, indicó el representante de la industria.

Las principales preocupaciones fitosanitarias que el Gobierno de China expresó respecto de las importaciones de uva, son la polilla de la manzana y las arañas, insectos que, según Scott, se pueden manejar fácilmente.”Los inspectores chinos vendrán a verificar el sistema sanitario antes de que la fruta se embarque y todos los envíos serán inspeccionados por el AQIS antes de salir y al llegar a las oficinas chinas de cuarentena”, explicó.

Australia envía entre US$45 millones y US$ 63 millones en uvas a Hong Kong en un año promedio. Con la firma del protocolo, Scott afirmó que en unos años, la industria australiana podría enviar esa misma cantidad de fruta a Beijing y Shanghai.

Fuente: Portal Fruticola

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion