Banqueros: Latinoamérica crecerá un 4,5% en 2011

El crecimiento en América Latina se desacelerará hasta el 4,5 por ciento este año, frente al 6,1 por ciento de 2010, según el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), que advirtió de que la inflación es la principal amenaza para la región.

El IIF, que agrupa a más de 400 bancos de todo el mundo, presentó ayer su informe anual sobre perspectivas de crecimiento para Latinoamérica en Calgary (Canadá), donde se celebra la Asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

A la cita del BID se suma la reunión de ministros de Finanzas de América Latina y el Caribe reunidos el viernes y sábado en Calgary.

El informe del IIF pronostica que Chile y Perú liderarán el crecimiento en la región, con repuntes del 6,5 y el 6 por ciento respectivamente.

Brasil y México, las dos mayores economías latinoamericanas, crecerán un 4,8 y un 4,5 por ciento respectivamente, frente al 7,6 y el 5,4 por ciento del año pasado, según el IIF.

La agrupación de banqueros espera, por lo demás, que Latinoamérica en su conjunto crezca un 4,6 por ciento en 2012.

Pese a los buenos augurios, el IIF alertó de las presiones inflacionarias.

“Varios de los mayores países de la región afrontan presiones inflacionarias significativas debido al incremento en los precios de las materias primas y también presiones sustanciales de los tipos de cambio”, afirmó el presidente de Scotiabank y vicepresidente de la junta directiva del IIF, Rick Waugh, en un comunicado.

El director del IIF para América Latina, Frederick Jaspersen, destacó que la retirada tardía en varios países de las medidas de estímulo aprobadas durante la crisis ha aumentado las presiones inflacionarias.

Destacó que para contrarrestar la situación, los países empezaron a endurecer sus políticas monetarias y presagió que esa tendencia se ampliará este año.

La conjunción de ambos factores lastrará el crecimiento en el futuro, pronosticó el experto.

El IIF espera que los flujos de capital a la región alcancen la cifra récord de 237.000 millones de dólares este año.

El organismo adelanta, además, que la mayoría de los países de la región sigan comprando dólares ante la preocupación por la continuada apreciación de sus divisas y el temor a perder cuota de mercado frente a China y otros países con monedas más débiles.

Latinoamérica, un ejemplo

El gobernador del Banco de Canadá, Mark Carney, dijo ayer que la transformación económica de Latinoamérica durante la pasada década fue “extraordinaria” y un ejemplo a seguir por otros países.

Carney, quien participó en un seminario sobre desequilibrios económicos y Latinoamérica organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el marco de su asamblea anual que celebra en la ciudad canadiense de Calgary, también advirtió que los precios de las materias primas seguirán elevados durante el futuro próximo.

El economista del departamento de investigación del BID, Alejandro Izquierdo, coincidió con Carney en que los precios de las materias primas se mantendrán en los actuales niveles altos, lo que afecta de forma desigual a Latinoamérica.

Por su parte, el gobernador del Banco Central de Uruguay, Mario Bergara, dijo que Latinoamérica fue capaz de capear la crisis económica mundial primero “porque los mercados financieros no estaban tan desarrollados” y porque “queremos creer que aprendimos algo de nuestras propias crisis”.

“El planteamiento de la reducción de la vulnerabilidad ha probado ser fructífero para los países latinoamericanos durante la última crisis”, añadió.

Fuente: Diario Los Tiempos

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion