Brasil y Mexico lanzan conversaciones comerciales

Brasil y México han iniciado negociaciones para liberalizar su comercio, dijo el el secretario de comercio exterior brasileño, en momentos en que la crisis económica global y presiones domésticas acercan a los dos gigantes de América Latina.

La iniciativa marca un cambio en las relaciones entre los dos países, que por mucho tiempo se han dado la espalda. Mientras México miraba hacia Estados Unidos, los esfuerzos de integración de Brasil se han centrado en América del Sur.

Ahora las cosas pueden cambiar. México, cuya economía se espera que se contraiga cerca de un 7 por ciento este año mayormente por la caída de las exportaciones a Estados Unidos, está buscando diversificar su comercio.

En tanto, el Gobierno de Brasil ha estado bajo presión de grupos agrícolas para que abra nuevos mercados, en medio de la incertidumbre sobre el resultado de las conversaciones de la Ronda de Doha, que podría liberar el comercio agrícola global.

“Dimos el primer paso”, dijo el secretario de Comercio Exterior, Welber Barral, a Reuters, refiriéndose a la primera de varias reuniones entre autoridades mexicanas y brasileñas la semana pasada para avanzar en un acuerdo comercial.

La iniciativa se produjo luego de que el presidente mexicano, Felipe Calderón, propuso profundizar los vínculos comerciales cuando visitó Brasil en agosto. Esta era la forma más fácil para que las naciones pobres desarrollen sus economías, dijo Calderón.

“Hay mucho interés a nivel presidencial”, dijo Barral. La atmósfera contrasta drásticamente con la del año pasado, cuando varias delegaciones comerciales brasileñas que viajaron a México regresaron con las manos vacías.

Ambas partes escucharían ahora a dirigentes empresariales en sus respectivos países para aquilatar el nivel de ambición entre las industrias.

En el más bajo nivel, los dos Gobiernos buscarían un acuerdo para expandir las actuales preferencias arancelarias a nuevas industrias, incluyendo una serie de productos manufacturados. Pero también pueden esforzarse por alcanzar un acuerdo comercial más amplio con excepciones para productos y servicios sensibles, dijo Barral.

Brasil está explorando la posibilidad de concretar nuevas conversaciones comerciales o reanudar las estancadas con una serie de países, incluyendo Sudáfrica, Australia, Ucrania y la India, dijo el funcionario.

“La crisis ha cambiado las perspectivas sobre el comercio”, indicó Barral. Brasil y México ya tienen un acuerdo comercial sobre automóviles, que constituye gran parte del comercio anual de 7.400 millones de dólares, según el Ministerio de Industria y Comercio.

La mayor oposición para un acuerdo total de libre comercio podría provenir de la industria agrícola y de alimentos de México, así como la química de Brasil, dijeron expertos.

Fuente: Reuters

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion