Caen exportaciones en China

Éste es el sexto mes consecutivo que el sector experimenta una caída, que fue más pronunciada de lo que auguraban los analistas. Asimismo, la caída en las exportaciones durante el mes de abril superó a la cifra de marzo, que se situó en un 17,1%.

Si bien la noticias sorprendió a los expertos, éstos aún se mantienen optimistas frente al futuro económico del país, que creen será el primero en salir de la crisis. Por otra parte, la inversión del gobierno en plantas industriales y en propiedades en la ciudad aumentó un 30% en los primeros cuatro meses del año, en comparación con el mismo período del año anterior.

Según señala el corresponsal de la BBC en Shanghai, Chris Hoog, el gobierno alentó a los bancos a prestar más dinero a las empresas para ayudarlas a salir de la crisis. Este dinero, agreag Hogg, se ha empleado en la compra de nuevos equipos y en gigantescos proyectos de infraestructura.

¿Cambio de foco?

Pero lo que muchos analistas no dejan de señalar es que que no se debe interpretar la caída en las exportaciones sólo como un signo más de la desaceleración de la economía global y un debilitamiento de la economía china -hasta ahora muy orientada hacia la exportación- sino como un cambio en la política del gobierno sobre cuál debe ser el motor del crecimiento económico del país.

En opinión de James Kynge, del periódico británico Financial Times, al igual que Estados Unidos en el siglo XIX, que sufrió una transición desde una economía orientada hacia la exportación a otra dependiente del dinamismo interno, China está mirando hoy hacia adentro, en busca del motor que impulse la economía.

Si bien aún es muy temprano para hablar de cambios firmes, Kynge señala que todo parece indicar que la imagen de China como un país que depende de sus exportaciones para crecer ya no coincide con la realidad.

Uno de los ejemplos que cita Kynges son las ventas que en ese país se han mantenido mejor que otras grandes economías, creciendo un 15,9% en marzo en relación con el mismo mes en 2008.

Por ejemplo, otro signo es el hecho de que el tráfico de barcos de carga que transportan bienes para consumo interno está aumentando año a año, a la par que, como indican las cifras que mencionamos anteriormente, las exportaciones están decreciendo.

En momentos en el que mundo registra una caída general de la demanda, añade el analista, es crucial para China liberar recursos internos para crecer.

Cabe recordar que el Producto Interno Bruto creció durante el primer trimestre del año en un 6,1% y que la mayoría de los analistas esperan un crecimiento más fuerte para la segunda mitad del año.

Fuente BBC Mundo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion