China ofrece a EU ajustes en el yuan

China envió este lunes una señal conciliatoria en el diálogo que lleva adelante con Estados Unidos al prometer alentar la demanda interna y abrirse a una cauta reforma del tipo de cambio, necesaria, según el Gobierno de Obama, para el reequilibrio de la economía mundial.

Estados Unidos se fue con cuidado sobre el tema y recibió con beneplácito el largamente esperado compromiso de Beijing de reformar el yuan, mientras ambas partes iniciaban su segundo Diálogo Económico y Estratégico.

Pero los dos países dejaron también en claro que una moneda china más fuerte no es suficiente por sí misma para estrechar el enorme déficit de comercio bilateral que ha elevado las tensiones entre ambos, en momentos en que la recuperación de la economía global aún se mantiene frágil.

Mientras el presidente chino, Hu Jintao, no se adentró en un nuevo terreno sobre la disputa del yuan, dispuso un tono amigable para los dos días de conversaciones que la mayor economía del mundo y la tercera sostendrán con el fin de estabilizar sus relaciones.

“China seguirá avanzando con paso seguro en su reforma al mecanismo de formación del tipo de cambio del renminbi, siguiendo los principios de que sea independiente, controlable y gradual”, comentó. El renminbi es el otro nombre del yuan.

Hu mencionó que su Gobierno quería ampliar su demanda interna para desarrollar un crecimiento más equilibrado, algo por lo cual Washington -preocupado por su gigantesco déficit comercial con China- también ha abogado.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo que el Gobierno chino se estaba moviendo en la dirección correcta sobre el yuan, que se encuentra fijado de hecho al dólar desde que la crisis financiera global empeoró a mediados del 2008.

“Recibo con agrado el hecho de que los líderes de China hayan reconocido que la reforma al tipo de cambio es parte importante de su amplia agenda de reformas”, acotó.

En un intento por presionar para que el tema de la apreciación sea del interés de China, Geithner dijo que un tipo de cambio más conducido por el mercado ayudaría a contener la inflación, mientras que llevaría a las empresas privadas a elevar la cadena de valor.

Políticas comerciales
China y Estados Unidos señalaron que podrían haber progresos en otros dos temas de política comercial que han tensionado sus relaciones.

China dijo que estaba trabajando para resolver las preocupaciones de las compañías extranjeras sobre un programa de “innovación indígena”, que Estados Unidos ha dicho que es demasiado restrictivo y el asunto sobre la paridad con el yuan.

Y el ministro de Comercio chino, Chen Deming, dijo que era optimista de que Estados Unidos flexibilizaría las controles sobre las exportaciones de productos de alta tecnología, una medida que ayudaría a balancear un poco sus lazos comerciales.

Las negociaciones también tocaron el tema de la deuda de Europa. Ambas partes coincidieron en un cauto optimismo de que cualquier crisis sería limitada.

“La visión general es que el ritmo de recuperación de la economía global básicamente se mantendrá”, dijo el gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, en una rueda de prensa.

El único punto de abierto desacuerdo fue el pedido de Estados Unidos a endurecer la diplomacia contra Corea del Norte por el supuesto hundimiento de un buque de guerra surcoreano, que contrastó con el llamado de China a la moderación.

Fuente: CNN Expansión

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion