China, preocupada por la crisis europea

El gobierno chino expuso hoy a Washington su preocupación por la crisis de la deuda en Europa, principal destino de sus exportaciones, sin comprometerse en fijar una fecha para la reevaluación del yuan que Estados Unidos exige desde antes de la crisis.

“La reciente crisis de deuda soberana en algunos países europeos ha desencadenado una reacción en cadena”, señaló Wang Qishan, viceprimer ministro del Consejo de Estado chino (ejecutivo) durante la inauguración del diálogo estratégico bilateral, que se celebra hoy y mañana en la capital china.

Wang y el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, lideran el diálogo económico, mientras que la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y el consejero de Estado chino Dai Bingguo, se ocupan de los aspectos estratégicos y políticos.

La crisis europea “ha causado mayores fluctuaciones en los mercados financieros internacionales y afectado de forma negativa la confianza de estos mercados. Ha traído muchas incertidumbres para la lenta recuperación de la economía mundial y añadido dificultades en los países afectados para aplicar sus macropolíticas” , agregó Wang.

En un tono similar se expresó hoy el gobernador del Banco Popular de China (central) , Zhou Xiaochuan, quien sin embargo descartó que China fuera a modificar su política monetaria en respuesta a la crisis de la deuda soberana europea, y señaló más bien a factores internos como sus tipos de interés.

“China es una gran economía, y generalmente los factores domésticos son más importantes a la hora de ajustar la política monetaria” , señaló Zhou en conferencia de prensa.

Durante el primero de los dos días de encuentro, Zhou señaló que las delegaciones de EEUU, primera potencia económica, y China, la tercera, expresaron su apoyo a las medidas que la Unión Europea está tomando para superar la crisis.

“La opinión general fue que se va a mantener el ritmo de la recuperación económica global”, señaló Zhou.

En cuanto a la revaluación del yuan que Washington espera y que ha sido motivo de tensiones en los últimos meses, el presidente chino, Hu Jintao, reiteró la habitual postura de su gobierno de estar abierto a una revaluación, pero siempre bajo el principio de “independencia, control y en un proceso gradual” .

En la práctica, el discurso de Hu desvincula a Pekín de una fecha o compromiso para la esperada revaluación. El régimen chino ha defendido en los últimos años que el desempleo en EE.UU. no es una consecuencia de sus exportaciones baratas, y exige a Washington, como de nuevo hizo hoy, que despeje sus restricciones a las exportaciones tecnológicas para equilibrar el déficit comercial de EEUU con China.

Fuente: El Universal

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion