China se disputa con EE.UU. comercio con América Latina

China se vislumbra como la gran alternativa para las exportaciones de América Latina ante la debilidad del consumo de Estados Unidos con cifras sin precedentes en el intercambio comercial entre la región y el país asiático en los próximos años, según dijeron banqueros chinos.

Pese a las barreras culturales, idiomáticas y la distancia, las oportunidades de negocios son “brillantes”, afirmaron los representantes de tres de los cuatro principales bancos de China en la 43 Asamblea Anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN) que se celebró en Miami (EE.UU.). 

“Es un futuro muy brillante. Creo que China será el primer socio de Latinoamérica en un futuro muy cercano. Si observamos el promedio de la tasa de crecimiento entre China y Latinoamérica, el volumen será de cerca del 40 por ciento cada año”, dijo Feng Lui, primer vicepresidente del Banco de China en Nueva York.

La ávida demanda de materias primas procedentes de América Latina y las vigorosas ventas de productos terminados chinos a la región, elevó el intercambio comercial de 8.400 millones de dólares en 1995 a 140.000 millones de dólares el año pasado.

Una cifra que según Lui ubica al gigante asiático como el segundo socio comercial de Latinoamérica. China es el principal mercado para las exportaciones de Brasil y Chile y el segundo para las ventas de Perú. Desde Brasil, el Banco de China observa al resto de los países para su toma de decisiones de negocios a futuro.

“Tenemos un plan ambicioso de abrir nuevas sucursales en la región. Brasil es una prueba de fuego” para los negocios de la entidad en Latinoamérica, comentó Lui. China actualmente es el mayor cliente de Brasil y este país suramericano exportó 20.000 millones de dólares en bienes en 2008 a la nación asiática e importó 16.400 millones de dólares, según datos de la ONU.

Pero el primer vicepresidente del Banco de China acotó que hay obstáculos que se deben superar como la actual estructura del comercio basada solo en materias primas y productos terminados, porque podría estar influencia por el flujo de la economía mundial.

Los otros dos asuntos son problemas culturales como la diferencia de idioma, incluso de religión. “Ambos necesitan tiempo para adaptarse”.

Yung-Chang Ho, director ejecutivo para el área de China y Asia del Banco Wachovia, quien fue el moderador del foro, destacó que la nación asiática necesita petróleo, soja, cobre y otros minerales provenientes de la región para poder seguir con su crecimiento económico.

“La demanda ha obligado a afianzar sus vínculos con la región. La inversión en la región ha llegado a 24.000 millones de dólares”, indicó. Agregó que “China representa una alternativa para América Latina en su comercio con Estados Unidos. Realmente es una situación de ganancia para ambos”.

Fuente: ProChile

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.