Crisis global provoca pérdidas de $700 millones en Toyota

Toyota Motor Corporation presenta pérdidas que alcanzan la elevada suma de $700 millones. Esta es la primera vez, en sus 70 años de historia, que la multinacional japonesa cierra el año con un balance negativo.

Los factores que han provocado la baja en la comercialización del primer fabricante de autos a nivel mundial son: la crisis financiera global, la caída mundial de las ventas y la subida del yen. Además de la crisis del crédito y la falta de confianza entre los consumidores.

A diferencia del 2008, en los últimos nueve años Toyota había ido acrecentando el volumen de negocio a nivel mundial creando así nuevos récords en beneficios operativos, como sucedió en el 2007 cuando obtuvo 2,27 billones de yenes.

Debido a estas pérdidas la multinacional japonesa ha decidido reducir su planilla y su producción. Así mismo, probablemente detenga sus planes de expansión por un tiempo.
Katsuaki Watanabe, el presidente de la compañía, ha invocado a todos sus trabajadores a emplear la filosofía de “cambio continuo” para mejorar los procesos de la empresa. También ha manifestado la necesidad de volver a comenzar desde cero, con lo cual la empresa se plantea la realización de nuevas  investigaciones para la creación de vehículos más pequeños y ecológicos.

 

Toyota Motor Corporation presenta pérdidas que alcanzan la elevada suma de $700 millones. Esta es la primera vez, en sus 70 años de historia, que la multinacional japonesa cierra el año con un balance negativo.

Los factores que han provocado la baja en la comercialización del primer fabricante de autos a nivel mundial son: la crisis financiera global, la caída mundial de las ventas y la subida del yen. Además de la crisis del crédito y la falta de confianza entre los consumidores.

A diferencia del 2008, en los últimos nueve años Toyota había ido acrecentando el volumen de negocio a nivel mundial creando así nuevos récords en beneficios operativos, como sucedió en el 2007 cuando obtuvo 2,27 billones de yenes.

Debido a estas pérdidas la multinacional japonesa ha decidido reducir su planilla y su producción. Así mismo, probablemente detenga sus planes de expansión por un tiempo.
Katsuaki Watanabe, el presidente de la compañía, ha invocado a todos sus trabajadores a emplear la filosofía de “cambio continuo” para mejorar los procesos de la empresa. También ha manifestado la necesidad de volver a comenzar desde cero, con lo cual la empresa se plantea la realización de nuevas  investigaciones para la creación de vehículos más pequeños y ecológicos.

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.