Cuba cede a agricultores el derecho de comprar insumos

Los agricultores privados de Cuba comprarán las provisiones en forma directa en el futuro, en lugar de que les sean asignadas por el Estado, dijo el Gobierno este domingo, en la más reciente concesión a sus demandas de mayor autonomía.

El ministro de Economía, Marino Murillo, hizo el anuncio al cierre de un congreso de los 350.000 productores familiares y miembros de las cooperativas privadas, el mayor sector privado en el país comunista, donde el Estado controla la mayor parte de la actividad económica.

Los agricultores, que explican 70% de los alimentos producidos en Cuba usando sólo 41% de la tierra, estaban buscando una mayor libertad para vender sus productos y obtener insumos durante unos encuentros que se realizaron a lo largo del país, antes del congreso.

El centro de la cuestión son las regulaciones que garantizan una situación casi monopólica al Estado en el sistema agrícola a través de una práctica histórica de contratar 75% de la producción de los agricultores a cambio de combustibles, pesticidas, fertilizantes y otros suministros.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




El Gobierno había aprobado planes para modernizar la economía y para “la creación en la mayoría de los municipios del país de un mercado de insumos donde los productores puedan adquirir en una manera directa los recursos necesarios para la producción sustituyendo el actual mecanismo de asignación centralizada”, dijo Murillo.

Sostuvo que no había planes para eliminar el monopolio estatal sobre las ventas de alimentos. Pero varios productores y cooperativas hablaron durante el congreso de cómo estaban vendiendo una mayor cantidad de sus productos directamente a los consumidores e instituciones como escuelas y hospitales, con resultados positivos.

Raúl Castro, que participó en la sesión de cierre del congreso, ha convertido a la seguridad alimentaria en uno de sus grandes temas desde que asumió la presidencia de su hermano Fidel Castro hace dos años. La isla importa 60% de los alimentos que consume, una enorme carga para su frágil economía.

Fuente: América Economía

comments

Autor entrada:

Deja un comentario