Cuba reabre viejas fábricas para reducir las importaciones

El Gobierno cubano está reabriendo viejas fábricas abandonadas para reanimar la producción de la isla y reducir las importaciones, en vista de la aguda falta de liquidez que padece, informaron hoy medios oficiales.

El diario Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista, destaca, por ejemplo, la reanudación de la producción de la línea de galletas saladas de la Empresa de Pastas y Caramelos de Santiago de Cuba, paralizada por casi una década.

“La línea detuvo sus operaciones hace nueve años por el envejecimiento tecnológico de sus máquinas, roturas y problemas con la materia prima”, explica el periódico en primera plana, y agrega que los trabajadores y entidades estatales se esforzaron en los últimos meses para “rescatar esa producción”.

El vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación, Marino Murillo, presidió el pasado fin de semana un acto en la ciudad oriental de Santiago con el que se reabrió oficialmente esa línea de producción de galletas saladas.

Según Granma, en esa misma población se “rescató” recientemente una fábrica de pasteles “que estuvo cerrada durante 23 años”.

Para reabrir otras industrias abandonadas, la mayoría con vetusta maquinaria de la era soviética, el Gobierno que preside el general Raúl Castro ha recurrido a inversiones extranjeras en algunas áreas, informaron a Efe fuentes empresariales.

Cuba padece una falta de liquidez por las pérdidas que causaron tres huracanes en 2008, la crisis internacional, el bloqueo comercial y financiero estadounidense, la caída de las exportaciones, el aumento del costo de las importaciones y la ineficacia de su sistema productivo, entre otros factores.

Fuente: EFE

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion