Diseñan app que puede curar la ceguera en países pobres

curacion de la ceguera

Se calcula que hay 39 millones de personas ciegas a nivel mundial, y en países con bajos ingresos, el 80% de la ceguera es curable.

Precisamente,  desde el 2012, el Dr. Andrew Bastawrous, cirujano oftalmólogo londinense, dejó su trabajo y su cómoda vida en Londres para mudarse con su esposa y su bebé de un año a Kenya para abrir 100 clínicas oftalmológicas temporales.

Su idea –convertir un teléfono inteligente en una herramienta para examinar los ojos– ya llevaba un par de años en desarrollo. Algunos viajes anteriores de Bastawrous a países en vías de desarrollo en el extranjero para hacer exámenes oftalmológicos lo impulsaron a ayudar a aquellas personas con problemas de visión comunes pero que tienen poco acceso a servicios de atención y equipo para la salud visual.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Lee también: 6 aplicaciones para desarrollar la creatividad

El galeno señala que las dos causas principales de los problemas oculares son cataratas y errores refractivos. “La mayoría es reversible. Con ayuda, las personas que han sido ciegas durante décadas pueden ver nuevamente“, señala.

Con este concepto en mente, Bastawrous y su equipo desarrollaron el Portable Eye Examination Kit (Peek) que fue probado examinando a 21.000 niños kenianos en 9 días, y ahora empezarán a examinar a otros 300.000 en Trans-Nzoia, una comunidad en el este de Kenya.

aplicaciones

¿Cómo funciona?

Con la prueba de la aplicación Peek, se muestra la letra “E” en la pantalla de un teléfono con diferentes orientaciones. El paciente señala en la dirección hacia donde ellos ven que la letra se dirige y el examinador pasa el dedo hacia esa dirección.

Los resultados están disponibles inmediatamente después de la prueba, y los pacientes (o sus padres y escuela en el caso de los niños) reciben un mensaje de texto en el que se recomienda un tratamiento si es necesario.

Otra característica es una pieza del hardware llamada Retina Peek, que se sujeta sobre la cámara de un teléfono inteligente y puede fabricarse a bajo costo con una impresora 3D. Usado junto con la aplicación Peek, el teléfono se sostiene cerca del ojo y este autoenfoca y muestra en la pantalla la retina de la persona que se está sometiendo a la prueba.

Este dispositivo puede ver con claridad cataratas, detectar signos de glaucoma, degeneración macular, retinopatía diabética y signos de enfermedad del nervio. Con una buena visión de la retina, este también puede detectar otros problemas de salud incluyendo presión sanguínea alta grave y diabetes.

La aplicación puede reemplazar al equipo tradicional del hospital, el cual a menudo es voluminoso, costoso y frágil.

Vía:cnnespanol.com
Foto: ozy.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P