Educación: A más temprano se empiece, un futuro mejor

¿Por qué todos los padres se preocupan por poner a sus hijos a estudiar siendo tan pequeños? ¿Por qué son tan malvados? ¿Acaso no quieren ver a sus hijos en casa? En realidad, hay razones de peso para explicar este comportamiento. Estos padres están seriamente preocupados por el futuro de sus hijos, por lo que piensan “mientras más temprano empiecen a estudiar, mejor”, y bases científicas no les faltan.

A más temprano se comience a estudiar…

Un estudio de la escuela preescolar High School Perry demostró las profundas distancias entre quienes estudiaban en el preescolar durante dos años en comparación a los que ingresaban directo al colegio. El estudio fue realizado a personas entre los 40 y los 50 años, dejando como resultado que las personas que habían cursado la educación preescolar alcanzaban una remuneración anual promedio de 21.000 dólares en contraposición a los 15.000 dólares obtenidos por quienes no habían realizado dichos estudios.

Otra investigación demostró la misma situación. Entre los individuos investigados, se halló que quienes habían estudiado un preescolar lograban obtener remuneraciones de adulto superiores a los que no lo habían hecho. La cifra rondaba entre un 3.5% más hasta un 33%.

Una educación nada accesible

Lo que también es cierto es que muchas veces la educación preescolar no resulta accesible para las familias menos favorecidas, incluso en suelo norteamericano. Desde el hecho que la mayoría de centros de enseñanza preescolar (los conocidos kindergarten) son de origen privado, todo parece diseñado para que únicamente los más ricos o la clase media pueda acceder a este tipo de educación.

¿Y es una buena inversión? Por supuesto que lo es. Según cifras de los departamentos de investigación del Gobierno estadounidense, los estudios preescolares mueven cerca de 5 billones de dólares en todo el planeta. Algunos investigadores consideran que esta cifra es irrisoria, y que en realidad, esta clase de enseñanza movería cerca de 16 billones de dólares en el mundo. Si hay algo que queda claro es que si uno quiere que su hijo gane más que el común de las personas en el futuro, existe la necesidad de invertir.

Los beneficios de la educación para los más pequeños

Pero si considerabas que el único beneficiado iba a ser tu hijo con este tipo de educación, te equivocaste, aquí ganará tu hijo, ganarás tú y también la sociedad en su conjunto. Los investigadores han concluido que si más personas mejorarán sus destrezas desde muy pequeños, tendríamos en el futuro cercano, empleados y emprendedores mejores capacitados y con mayores ingresos. Y no solo eso, sino también gozaríamos de un mayor bienestar general, de una sociedad más sana y de menores índices de delincuencia.

Aunque aquí muchos puedan sostener que muchos de los hombres más adinerados de sus localidades o del mundo nunca han pasado por un preescolar o por algo parecido, lo cierto es que no resulta extraño que los países que poseen un mayor PBI per cápita y brindan los mejores beneficios para sus ciudadanos sean aquellos que, precisamente, ponen mayor empeño en una educación a más temprana edad. Será cuestión de replicar dicho ejemplo, ¿no crees?

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion