EEUU vs. China: el gigante asiático tiene más que perder en la guerra comercial

La confrontación comercial entre ambos países tendrá poco impacto en las economías desarrolladas. Lo cierto es que el mundo depende cada vez mes de China, según los últimos datos de The Conference Board.

El impacto inmediato de una guerra comercial entre Estados Unidos y China sería peor para Beijing, según un nuevo análisis de la exposición de las compañías multinacionales al mercado chino.

Tampoco los sectores de exportación de EEUU y otros países desarrollados se verían significativamente afectados por una desaceleración económica en China, señala un informe elaborado por The Conference Board basándose en datos de exportación.

El grupo de presión corporativo con sede en Nueva York reveló que las exportaciones con valor añadido de EEUU y la Unión Europea (UE) hacia China eran equivalentes a 0.7% y 1.6%, respectivamente, a las producciones económicas nacionales. Incluso en países vecinos como Japón, la cifra era sólo 2.1%.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Las exportaciones de valor añadido de China hacia EEUU, por el contrario, eran equivalentes a aproximadamente el 3% de su PBI, lo que sugiere que Beijing tiene más que perder en cualquier enfrentamiento comercial con la administración de Donald Trump.

¿Guerra comercial?

Según Erik Lundh, un economista principal de The Conference Board, una guerra comercial entre ambos países no parece ser una amenaza importante para la economía del gobierno de Donald Trump.

Sin embargo, Lundh advirtió que los daños colaterales de una guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo serían considerables para ambas partes. “Una guerra comercial entre EEUU y China puede ser bastante dolorosa para EEUU”, dijo, señalando que los consumidores estadounidenses serían afectados por la subida de los precios de los bienes importados.

Recientemente, Steve Bannon, el polémico asesor político del presidente Trump quien fue destituido, dijo que Estados Unidos y China están inmersos en una “guerra económica” en la que sólo puede haber un ganador. Por su parte, el ministerio de relaciones exteriores de China respondió que ambas partes iban a sufrir en caso de un aumento de las fricciones comerciales entre los dos países.

Te puede interesar: China crea gigantesco parque industrial para fomentar comercio con América Latina

Gigante asiático exportador

En su informe publicado hace poco, The Conference Board revela que, aunque las exposiciones de las compañías multinacionales a todo —desde las políticas monetarias chinas hasta el turismo saliente— “se están intensificando en términos de alcance y magnitud”, desde una perspectiva comercial “el mundo, por lo general, depende poco de China”.

Las excepciones notables son las de Corea del Sur y los grandes exportadores de recursos naturales como Australia, cuyas exportaciones con valor añadido a China son equivalentes al 6.8% y 4.4%, respectivamente, de sus producciones económicas anuales. Beijing ha utilizado su poder económico sobre Seúl en un intento de impedir el despliegue de un sistema antimisiles estadounidense.

En cuanto a cifras comerciales, The Conference Board calcula que, basado en las exportaciones de servicios y mercancías con valor añadido, el déficit comercial estadounidense con China en 2016 era de US$200,000 millones, o casi la mitad del déficit de US$360,000 millones sobre la base de datos comerciales tradicionales.

Cabe anotar que China es el mayor importador de alimentos y energía del mundo, con compras de aproximadamente el 20% de las exportaciones mundiales en ambos sectores. También es el cliente dominante para muchos pequeños países ricos en energía. Por ejemplo, China compró el año pasado el 40% del 90% del petróleo crudo producido por Congo, Angola, Omán, Yemen y Sudán del Sur.

Vía: Semana Económica

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P