Gobierno de Brasil reduce previsión de crecimiento para 2009

El Gobierno de Brasil redujo la previsión de crecimiento económico del país para 2009 entre siete y ocho décimas, hasta el 3,7%, por efecto de la crisis internacional, informó hoy el ministro de Planificación, Paulo Bernardo.

El ministro puntualizó que estos cálculos pueden ser alterados de aquí hasta el 20 de noviembre, fecha en la que el Ejecutivo presentará las cuentas al Congreso de forma oficial, aunque admitió que serán sensiblemente inferiores a los anteriores, que contemplaban una expansión del 4,5% para el año que viene.

Bernardo explicó que el Estado dejará de recaudar cerca de 9.000 millones de reales (unos 4.261 millones de dólares) tanto por efecto del frenazo en el crecimiento como por la bajada del precio del petróleo.

“El precio del barril de petróleo es igual a una nube. Puede llegar enero y estar completamente diferente”, dijo el ministro en declaraciones recogidas por la agencia Estado.

La semana pasada, el ministro de Hacienda, Guido Mántega, advirtió que el Gobierno podría formular una “política anticíclica” cuyo objetivo será mantener el crecimiento económico a través del incentivo de las inversiones públicas, que son el eje central del segundo mandato del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

En la práctica, esa política se podría traducir en una revisión a la baja de la meta de superávit fiscal primario, el ahorro de las cuentas públicas utilizado para pagar los intereses de la deuda, a fin de mantener el ritmo de obras públicas.

Lula y sus ministros han insistido en que los fundamentos de la economía brasileña son sólidos, por lo que a su juicio la crisis internacional no va a suponer un sobresalto grave en el país, que en ningún caso va a sufrir una recesión.

En 2007 el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil creció el 5,4%, mientras que para este año el Gobierno calcula una expansión de entre el 4,5% y 5,0%.

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion