El FMI aconseja eliminar los planes de estímulo en América Latina

Los diseñadores de políticas latinoamericanos deberían retirar el estímulo fiscal y monetario para impedir que sus economías se recalienten antes de limitar las entradas del exterior con controles a los flujos de capital.

Los gobiernos deberían poner fin a los programas utilizados para fomentar el crecimiento económico durante la crisis financiera de 2009 y los banqueros centrales tienen que subir las tasas de interés que son bajas en comparación con las medias históricas, dijo Nicolás Eyzaguirre, del FMI, en la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Calgary.

“Manteniendo el estímulo y sumando a eso lo que entra desde el exterior, a través de precios de las materias primas altos y condiciones favorables de financiamiento, no tienen fuerza suficiente para frenar el recalentamiento”, dijo, además de agregar que “no se puede mitigar -mediante macro regulación, controles de capital o la política monetaria- la fuerza de estos factores de empuje”.

Países como Brasil y Colombia tratan de reducir los aumentos de sus monedas, lo cual afecta la competitividad de sus exportaciones, y de combatir la inflación debido a que los costos de financiamiento cercanos a cero, en economías avanzadas como las de Estados Unidos y Japón, incrementaron la demanda de activos con rendimientos más altos en los mercados emergentes. Brasil subió los impuestos sobre las compras extranjeras de bonos y acciones.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Algunos controles de capital pueden ser útiles cuando las entradas de moneda extranjera se vuelven excesivas y crean distorsiones en la economía, dijo Eyzaguirre.

“Los controles de capital podrían perfectamente ser considerados una herramienta”, dijo el ejecutivo. “Cuando los vientos de cola son muy fuertes hay que tenerlos en cuenta en la caja de herramientas de la política”.

No obstante, el ministro de Finanzas mexicano, Ernesto Cordero, dijo que no hay pruebas de que los controles de capital sirvan para evitar la apreciación de la moneda.

“Esto crea distorsiones muy fuertes en la economía. Nosotros no creemos en los controles de capital. Las tasas de interés y una política fiscal más ajustada son la única manera”, dijo Cordero.

Emergentes, tres cuartas partes del crecimiento global. Los mercados emergentes representan en la actualidad tres cuartos del crecimiento económico mundial, más del aproximadamente un tercio de una década atrás, y las materias primas están “en pleno ciclo”, dijo el presidente del Banco de Canadá, Mark Carney Carney, de 46 años. “Muchos mercados emergentes están tratando de evitar las entradas de flujos de capital y postergar el ajuste monetario necesario. Eso está impulsando la demanda interna”, agregó Carney.

Fuente: La República – Colombia

Artículos Relacionados

comments