El G20 promete sólo vigilar la economía

Los líderes del G20 cerraron filas este viernes y acordaron vigilar de cerca los peligrosos desequilibrios económicos, pero ofrecieron pocas pruebas a los inversionistas de que el mundo está más a salvo de una catástrofe económica.

Los países desarrollados y emergentes acordaron en una cumbre en Seúl establecer “lineamientos indicativos” vagos para medir los desequilibrios entre sus economías pero, abriendo un paréntesis para enfriar algunos ánimos, dejaron los detalles pendientes para discutirlos en el primer semestre del 2011.

Los líderes europeos sostuvieron su propia mini-cumbre en medio del encuentro, para discutir sobre la profundización de la crisis de crédito en Irlanda, un duro recordatorio de que la peor crisis financiera desde la Gran Depresión aún plantea una seria amenaza para la estabilidad global.

En un comunicado firmado al final de la reunión -la quinta del Grupo de los 20 desde que la crisis financiera internacional estalló en el 2008-, los líderes se comprometieron a avanzar hacia tipos cambiarios determinados por el mercado, en una referencia a China y su estrecho manejo del yuan.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Además, se comprometieron a evitar devaluaciones con fines competitivos, una frase que aborda los temores de otros países respecto a que la política expansiva de la Reserva Federal estadounidense apunta a debilitar al dólar.

En un punto de interés para los mercados emergentes que luchan por contener los enormes flujos de capital hacia sus economías, el G20 dio su visto bueno a la imposición de medidas de control “diseñadas cuidadosamente”. Al mismo tiempo, coincidieron en que existía una ventana de oportunidad vital, pero estrecha, para concluir la Ronda de Doha para la liberalización del comercio global lanzada en el 2001.

Sin embargo, el documento no mencionó a Irlanda, y la débil promesa de hacer frente a los desequilibrios no pareció lo suficientemente concreta como para producir algún cambio real.

El Fondo Monetario Internacional advirtió que las brechas entre los países exportadores, que cuentan con vastas reservas de efectivo, y los importadores, cargados de deudas, se estaban ensanchando a los niveles previos a la crisis.

Fuente: CNN Expansión

comments

Autor entrada:

Deja un comentario