El inusitado crecimiento del empleo temporal tras la crisis

trabajo-temporal

Se asegura que las crisis son un foco perfecto de desempleo. Pero, ¿qué sucede después de una crisis económica? ¿Se reactiva el empleo? Estados Unidos es buen ejemplo. Está saliendo poco a poco de la crisis, y el empleo está creciendo a una tasa importante. No obstante, hay un descontento notable entre los trabajadores norteamericanos. Vamos a descubrir qué pasa a continuación.

EL FLORECIMIENTO DEL EMPLEO TEMPORAL

Empresas como Amazon o Wal-Mart iniciaron el camino. Respondieron a la crisis con empleos temporales, lo que les permitió sobrellevar la crisis con números en azul. Otras compañías vieron que ahí estaba el quid del asunto. También, comenzaron a convocar a trabajadores temporales. Se esperaba que la tendencia fuera a cambiar con el paso de los años. Los economistas ahora son más recelosos con sus previsiones. Cada vez más crece el pedido de empleados temporales en los Estados Unidos.

Tan grande es el fenómeno, que hasta el sector fabril (el que menos empleaba a trabajadores temporales antes de la crisis), ahora tiene como empleados temporales a casi un 40% de su fuerza laboral total. Se calcula que la cifra de trabajadores temporales ha crecido tanto que ahora se acerca al 3% del total de personas empleadas en el país yanqui. Algo así como 3 millones de trabajadores.

LAS CIFRAS NO MIENTEN

Hay casos más que llamativos.  En ciudades como Cincinnati y Milwaukee, se calcula que la mitad de los puestos de trabajo creados desde el 2009 corresponden al rubro de empleo temporal. En algunos condados de California, hay datos que registran que casi todos los trabajos creados después del estallido de la crisis se encasillan dentro de la misma categoría. Solo en el último año, Estados Unidos ha sufrido un incremento del 10% de la tasa de empleo temporal. Números que llaman a la reflexión.

¿QUIÉN GANA, QUIÉN PIERDE?

Puede sonar crudo decir esto, pero la verdad es que solo hay un único perdedor aquí: el trabajador. No tener la certeza de si contarán contigo al siguiente mes es ya suficiente dolor de cabeza para gente que ha acumulado severas deudas tras la crisis económica norteamericana. Eso sí contar que no reciben las prestaciones laborales correspondientes, algo a lo que el Gobierno norteamericano asegura apuntar fuertemente, sobre todo en el caso de los seguros de salud. ¿Soluciones a la vista? Hasta el momento, ninguna.

Vía: Portafolio Económico

Deja un comentario