Empresarios colombianos, cautelosos para regresar a Venezuela

“Los empresarios deben aplicar el don de la paciencia e inteligencia en sus exportaciones”. Así lo aseguró el industrial Arturo Calle. El empresario no dejó de enfatizar que sería “un error garrafal” retomar los negocios con Venezuela sin que se reintegre el dinero que el gobierno del vecino país adeuda a los comerciantes colombianos.

La filosofía del dueño de la firma textilera Arturo Calle es similar al resto de los empresarios del país, como el presidente de GM Colmotores, Santiago Chamorro, quien puntualizó que la apertura del mercado venezolano debe venir acompañada de medidas correlativas, como la disponibilidad de divisas y la simplificación o transparencia en el proceso de importación.

Aunque ven con buenos ojos el trabajo realizado por la canciller colombiana, María Angela Holguín, uno de los principales temores que reina entre los empresarios es la ausencia de bases sólidas en la relación binacional.

“En los últimos años estamos acostumbrados a que los convenios comerciales duran dos o tres meses y de repente se caen. La relación entre ambos países se daña por cualquier evento político. Esto genera mucha incertidumbre y nos hace dudar sobre si esta situación va a cambiar. Con la nueva administración presidencial esperamos que los problemas se manejen de forma conciliatoria”, dijo la presidenta de Coimpresores, Luz Adriana Bolívar.

Según lo reportado a Proexport, la deuda que mantiene Venezuela con los empresarios colombianos asciende a 786 millones de dólares, de los cuales 26 por ciento (203 millones de dólares), corresponde a pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo con la presidenta de Andigraf, María Reina Andrade, el país vecino ha sido un mercado importante para las pymes nacionales. “El interés de los exportadores es total y generalizado para todos los sectores económicos. Hay que tener confianza”.

Pero para algunos empresarios la confianza sólo se logrará con la firma de acuerdos. “Todo tiene que quedar por escrito y a un término de largo plazo, para que se vislumbre un futuro fijo. De lo contrario, el empresario no va a creer en el proceso”, dijo el gerente general de Afin, Leopoldo Forero.

De lograrse un panorama con reglas realmente claras, empresas como Ramo no dudarían en ingresar al mercado venezolano.

Avianca y Aires, las primeras en recibir pagos
Las aerolíneas Avianca y Aires serán las primeras empresas en recibir dinero por parte del gobierno venezolano. La suma que adeuda el vecino país a estas compañías es de 70 millones de pesos. Según dijo el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, a su salida de una reunión en Caracas, las primeras deudas que se irán cancelando son aquellas cuya autenticidad no arrojen dudas. Se espera que las siguientes compañías en recibir el pago de Cadivi estén en los sectores farmacéutico, químico, cuidado personal, papeles y empaques, y pymes situadas en la frontera.

Fuente: La República – Colombia

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion