Empresas mexicanas innovan para competir

Ante los bajos precios de los productos asiáticos que ingresan a mercados como el mexicano y el chileno, las pequeñas empresas han comenzado a crear nuevos y mejores productos, para poder sobrevivir ante la desleal competencia.

México versus China 
Todo indica que las pequeñas empresas mexicanas no quieren quedarse a tras. A juicio de académicos ligados a la innovación, las Pyme mexicanas se la están jugando por la creatividad como una forma de competir frente a productos extranjeros. 

La especialista Graciela Mayagoitia, coordinadora de la maestría en diseño y desarrollo de nuevos productos de la Universidad de Guadalajara, explicó que son las Pyme las que desarrollan un importante número de nuevos productos en el país, pues esas innovaciones incrementan su competitividad.

La académica del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) precisó que ante la fuerte competencia existente, sobre todo por parte de los productos chinos, las Pyme mexicanas responden creando productos innovadores.

Al respecto señaló que “aunque existe una gran competencia ante los bienes importados de China, que son producidos con mano de obra barata, la pequeña y mediana industria en el país ha sido la más fuerte para generar productos innovadores, sobre todo, las dedicadas a comercializar muebles, zapatos, vestidos, entre otras’.

La experta puntualizó que es indispensable destinar suficientes recursos humanos dedicados a la generación de bienes y servicios novedosos, que incidan no sólo en el crecimiento de sus empresas, sino también en el mejoramiento de diversos grupos sociales.

Chile versus China
Chile también se ha visto perjudicado por los bajos precios de los productos chinos. Incluso, rubros como el calzado han comenzado a desaparecer ante la competencia desleal.

Ante esta situación, el Gobierno ha propuesto que los emprendedores deben apostar por la diferenciación de sus manufacturas y la adopción de mejores tecnologías para hacer frente a la oferta asiática en las vitrinas locales.

En ese sentido, la ministra de Planificación Nacional, Paula Quintana, dijo a diariopyme.com que “somos una economía abierta, en la cual la propia producción que se desarrolla desde la microempresa puede generar sus propias potencialidades, una identidad particular, o una calidad que los haga plantearse en un escenario favorable”.

Sin embargo para los emprendedores afectados esto parece una utopía. “De innovación no se puede hablar, porque es imposible debido a las condiciones con las que se entró a competir con el mercado externo, los gobiernos no se preocuparon de traer nuevas tecnologías para desarrollar maquinarias más modernas. Es iluso pensar que se puede competir”, afirma Iván Meza, mueblista y dirigente de la Asociación Gremial Pyme San Miguel.

Fuente: Diario Pyme

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion