España muestra recuperación con competitividad “modesta pero en aumento”

espana-reactivacion

espana-reactivacion

Como bien sabemos la economía mundial sufrió una gran paralización en los años precedentes. Europa no fue ajeno a ello, siendo uno de los países más golpeados España, pero en un reciente informe de la Unión Europea el país español ha sido calificado con una competitividad industrial “modesta pero en aumento”.

Este informe de la Unión Europea España muestra recuperación y se encuentra en el mismo grupo con Estonia, Lituania, Letonia, la República Checa, Hungría, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia y Grecia. Por su parte, los países de la donde la competitividad es más elevada son Alemania, Países Bajos, Dinamarca e Irlanda. Y los países que se encuentran en el extremo opuesto, es decir, con una competitividad estancada o a la baja están Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Malta y Chipre.

En este mismo informe presentado por Ferdinando Nelli Feroci, el comisario europeo de Industria y Empresa, se ha podido constatar la recuperación de las exportaciones y el aumento de la productividad en la mayoría de estados miembros.

¿Optimismo para España?

El documento destaca que en el caso español desde que comenzó la crisis, el país “ha realizado considerables progresos para recuperar la pérdida de competitividad en precios y costes”. También desde el 2007 la productividad laboral ha mejorado, pero se pone muy en claro que parte de este ajuste se debe a “factores cíclicos”, y en particular a la caída del empleo.

Aunque hay una mejora en las exportaciones (y menciona el plan de acción aprobado el pasado julio para reforzar el sector industrial español), también se deja en claro que a pesar de estos avances registrados, la economía sigue siendo vulnerable debido a los numerosos desequilibrios acumulados.

Recomendaciones

El informe recomienda que si bien España muestra recuperación, hay que lograr un reequilibrio sostenible de la economía, entonces, debe suprimir los obstáculos a la competencia en los mercados de productos y servicios, así como las barreras al crecimiento de las empresas.

Otra recomendación que se puede encontrar es que el país debe apostar por un entorno más favorable a la innovación que apoye la transición a una economía basada en el conocimiento. Esta aplicación oportuna ayudará  a facilitar el desarrollo empresarial y volver a la senda de la competitividad.

Sin embargo, a Europa le queda mucho por hacer, manifestó Nelli Feroci. Uno de los mayores será incrementar las inversiones en todos los sectores de la economía.

Otros datos

Los resultados presentados hoy también muestran que las empresas pequeñas y de nueva creación tienen mayores dificultades para obtener créditos bancarios que otras empresas. Esta realidad sólo demuestra que el mercado bancario no está funcionando de manera adecuada.

Los países que han presentado una innovación más eficiente es donde la competitividad es mayor, por lo que la Unión Europea subraya reforzar este factor.

Lo anterior debe estar basado en mejorar la administración pública, esto podría hacer más rentable el negocio de las empresas que poseen un rápido crecimiento.

El mismo informe señala que las normas públicas que imponen cargas complicadas, la corrupción, y la ineficiencia de los sistemas de justicia se convierten en los más grandes obstáculos para el crecimiento de las empresas.

Un último aspecto a resaltar de estos resultados es el efecto negativo que tienen sobre la competitividad el precio de la electricidad y el gas en Europa, donde es mucho más caro que en otras partes del mundo.

 

Vía: americaeconomia.com, eldiario.es

Foto: eleconomista.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion