Esta vez China no ayudará a rescatar la economía mundial

China, imágenesChina aún sufre la resaca del fuerte estímulo fiscal y monetario que lanzó en el 2008 y sería renuente a impulsar otra inyección de fondos a la economía, lo que dejaría al mundo sin un apoyo clave en caso de que la actividad global se acerque al abismo.

Hace apenas dos semanas, los economistas apostaban al menos a un alza más de la tasa de interés por parte del Banco Popular de China este año, debido a la persistente inflación. De hecho, cifras publicadas el martes mostraron que los precios subieron a un máximo en tres años del 6.5%.

Sin embargo, el reciente deterioro del panorama económico global hizo que mucha gente pronostique ahora un giro en las políticas del gigante asiático. Las Bolsas de la región se desplomaron este martes en medio de temores a una nueva recesión en Estados Unidos y a una profundización de la crisis en Europa.

“Es momento de que Beijing anuncie al mundo entero que tratará de estimular la demanda interna nuevamente”, dijo Tang Yunfei, analista de Founder Securities en Beijing.

El poder de fuego fiscal de China no está en duda. Con 3.2 billones de dólares en reservas y una baja deuda pública, podría darse el lujo de impulsar el gasto, pero el efecto colateral sería un deterioro de la inflación en momentos en que los precios suben a un ritmo acelerado.

China es particularmente sensible a la inflación porque un alza descontrolada de los precios podría generar conflictos sociales, escenario peligroso para el Partido Comunista.

Además, el estímulo inyectado en el 2008 generó varios dolores de cabeza que aún persisten. Beijing alentó a los bancos a prestar libremente para financiar proyectos oficiales como la construcción de carreteras, aeropuertos y vías férreas.

Vía

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion