Europa y Brasil rechazan restricciones de Argentina

El plan de la presidenta argentina Cristina Fernández de frenar la importación de alimentos que también se produzcan en Argentina, causó rechazo en la Unión Europea y Brasil, los cuales respondieron en duros términos esta semana. Además, advirtieron que, de aplicarse tal como se ha discutido, Argentina podría ser denunciada ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Aunque no hay un anuncio oficial, la semana pasada se supo que el secretario argentino de Comercio Exterior, Guillermo Moreno, dijo a las cadenas de supermercados que restringiría la importación de alimentos que también se produzcan a nivel nacional. Con ese fin, pidió a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), dependiente del ministerio de Salud, que en lugar de entregar los certificados de libre circulación necesarios para el ingreso de un alimento importado al país, se los haga llegar a él.

En un comunicado, la UE confirmó que “interpeló formalmente a las autoridades argentinas a propósito de las restricciones a la importación de alimentos anunciadas en los últimos días. Tales restricciones, de concretarse, serían incompatibles con la normativa de la OMC y con los compromisos de Argentina en el marco del G20”.

Por su parte, Brasil ya habló directamente de la posibilidad de aplicar represalias si las restricciones se ponen en práctica.

Empresarios y analistas subrayan el despropósito que supone restringir el ingreso de alimentos cuando estos equivalen al 3% de las compras de Argentina, “el granero del mundo”, cuyas exportaciones alimentarias suman unos US$ 22.000 millones anuales, según cifras del sector.

Fuente: Diario Financiero

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion