FAO potencia producción de semillas de calidad en América Latina

Dos proyectos de la FAO están estimulando la agricultura familiar en las zonas altoandinas de Perú, Bolivia y Ecuador y en Centroamérica, Belice y Panamá mediante el apoyo a la producción, acceso y uso de semillas de calidad.

“La falta de acceso físico y económico a semillas de calidad es una de las principales causas de los bajos rendimientos de los cultivos alimenticios de los agricultores familiares. Estos proyectos contribuirán a que semillas de calidad sean accesibles por ellos”, señaló el representante regional de la FAO para América Latina y el Caribe, José Graziano da Silva.

El proyecto de Centroamérica se implementa desde marzo de 2010 en Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, y busca aumentar la disponibilidad de semilla de calidad y certificada y permitir una mayor producción y productividad de granos básicos en los países.

A fines de julio se ha dado inicio a un proyecto similar en las zonas altoandinas de Perú, Bolivia y Ecuador, que buscará generar un incremento del rendimiento y la producción de tubérculos y granos básicos con la producción de semillas de calidad de especies nativas.

En total ambos proyectos beneficiarán a más de 266 000 familias de pequeños agricultores, que accederán a semillas de buena calidad que contribuirán a aumentar su seguridad alimentaria y sus ingresos económicos. Asimismo, se busca lograr la reducción de vulnerabilidad ambiental y la sostenibilidad de los sistemas de producción, a través del trabajo coordinado con las instancias gubernamentales pertinentes.

“Estos proyectos reconocen las características propias de los sistemas de producción de la agricultura familiar campesina, para fortalecer la generación y uso de semillas de calidad, sobre todo de especies nativas, y facilitando a los agricultores su disponibilidad a un precio asequible”, agregó Graziano.

Ambas iniciativas son financiadas por el Fondo España-FAO para América Latina y el Caribe con una inversión comprometida de aproximadamente 17 millones de dólares. La inversión permitirá elevar la producción y disponibilidad de alimentos en los países, incrementar los ingresos de los productores, y disponer de semillas de reserva para casos de emergencia.

Fuente: América Economía

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion