Ganan menos pero están contentos con sus salarios, revela encuesta

sin-dinero

Es posible que la mayoría de nosotros estemos descontentos con nuestro salario, pero hay grados de insatisfacción mayores en unos que en otros. ¿Esto responde a las ambiciones personales? Posiblemente, pero también al grado de información que nos dé nuestro empleador con respecto a nuestro salario, tal como lo revela una reciente investigación de PayScale en los Estados Unidos

El salario justo, cuestión de percepciones

Luego de consultar a 71.000 empleados de diversas jerarquías de los Estados Unidos, PayScale llegó a una conclusión: No importa cuánto recibamos de salario, lo que de verdad importa es que nuestro empleador nos haga ver o no que nuestro salario es justo. ¿Tiene tu jefe el suficiente poder como para convencerte que tu salario es justo?

Lo llamativo de esta investigación es que mientras los trabajadores que recibían salarios más modestos parecían más contentos con sus remuneraciones, no ocurría lo mismo con quienes recibían salarios acordes al mercado, quienes en un gran porcentaje demostraron su contrariedad ante el sueldo que reciben en la actualidad.

Por ejemplo, un 64% de estos empleados con sueldo acordes al mercado manifestaron su descontento ante la política remunerativa de su empresa. Mientras un 82% de los colaboradores que recibían un sueldo por debajo del normal para su puesto de trabajo expresaron conformidad con su remuneración. ¡Curiosas cosas del mundo laboral!

La información es la clave

Sucede que hablar de salarios en las empresas de hoy es prácticamente un tabú, casi como el hablar de sexo en la mesa familiar. Pero este tabú se incrementa en el caso de los trabajadores de ingresos medianos o altos en las empresas. La mayoría de estos colaboradores desconoce la realidad salarial en su región o país, llegando a la conclusión que su empresa no le retribuye de manera acorde a su experiencia y formación profesional.

Y aunque resulte irónico, la figura es inversa en el caso de los trabajadores que registran salarios por debajo del mercado. En estos casos, el empleador parece tomarse un esfuerzo extra para explicar la dura realidad de la empresa, las dificultades para abrir más puestos de trabajo y las posibilidades de otros beneficiosfuera del salario – para ellos. Y de alguna extraña manera, los colaboradores logran interiorizar este mensaje, mostrando su conformidad con el salario que recibe cada fin de mes, a pesar de saber que su salario no resulte el acorde al mercado (en el 83% de los casos).

Y entonces, ¿existe el salario justo?

Esto parece depender más de la perspectiva del trabajador que de la realidad económica del país. Lo cierto es que hablar de salario justo resulta una utopía cuando existen trabajadores que están pensando más en cómo no perder su empleo (a pesar de lo escaso de sus salarios), en lugar de investigar sobre otras alternativas para incrementar sus ingresos. El salario, por tanto, se convierte más en una necesidad que un valor del justiprecio entre fuerza de trabajo y dinero ofertado.

Quizás, por ello, se entienda que los trabajadores de medianos y altos ingresos se muestren menos conformes con sus remuneraciones que los de bajos salarios. Sucede que ellos no ven su salario como una “necesidad” (no dependen de él para sobrellevar sus gastos básicos) sino como una recompensa a su trabajo y dedicación diarias. Son estos empleados quienes, de verdad, hacen respetar el salario justo.

Vía: elblogsalmon.com / gestion.pe
Foto: theguardian.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion