Gobierno mexicano abre más opciones para las Pymes

La administración federal liberó un proyecto que planea fortalecer las compras que realiza a las pequeñas, medianas y micro empresas, el cual contempla cambios legislativos y una inversión para los siguientes tres meses de 17 mil millones de pesos.

En el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, los titulares de las secretarías de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, y de la Función Pública, Salvador Vega Casillas, dieron detalle del nuevo esquema de compras de gobierno a las pymes, el cual tiene entre sus objetivos pasar de 20% a 35% de las adquisiciones.

Gerardo Ruiz Mateos, secretario de Economía, informó que el Estado, además de destinar 17 mil millones de pesos, promoverá diversas reformas a la Ley de Obras y Adquisiciones y se agilizará el ejercicio de 16 mil millones de pesos que ya están en ejercicio del actual presupuesto. La suma global es de 33 mil millones de pesos.

En un año, el gobierno federal destina más de 700 mil millones de pesos a compras, suma que es destinada a más de 90 mil proveedores al año.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Destraban recursos

Ruiz Mateos dijo también que la administración federal aceleró el ejercicio de 16 mil millones de pesos destinados a compras de gobierno en la primera mitad del año para sumar en total 33 mil millones de pesos que deberán aplicarse en las pymes.

El funcionario explicó que los apoyos llegan acompañados de una reclasificación legislativa para designar a las pymes. Anteriormente la designación se hacía por el número de empleados de las empresas, pero ahora será por su nivel de facturación; los detalles se publican hoy en el Diario Oficial de la Federación.

“Impulsamos junto con el legislativo importantes reformas a la Ley de Adquisiciones y Obras y esto traerá importantes beneficios para nuestras pequeñas y medianas empresas; aumentará gradualmente el contenido nacional de 50% a 65% durante los próximos tres años”, dijo Ruiz Mateos.

El funcionario explicó que se eliminó también el costo en las bases de licitación para favorecer la participación de las micro, pequeñas y medianas empresas, además de reducir a 20 días naturales el plazo máximo para pagar a proveedores, esto es menos de la mitad del tiempo que se tenía en la Ley.

En bienes donde su tiempo de fabricación sea mayor a 60 días, las dependencias y entidades podrán otorgar anticipos de 10% a 50% a las empresas nacionales, lo que ayudará a fortalecer la liquidez.

Fuente: El Universal

comments

Autor entrada:

Deja un comentario