Grandes potencias no quieren una moneda fuerte

Si hay algo en lo que pueden coincidir las grandes potencias económicas del mundo, es que ninguna quiere una moneda fuerte por el momento.

La mayoría de las economías desarrolladas estima que tendrá un lento crecimiento interno al menos hasta el próximo año, lo que hace que tengan una fuerte dependencia de las exportaciones. Las principales economías emergentes, incluyendo a China y Brasil, también dependen de sus exportaciones.

Y todos son conscientes de que una moneda más débil dará una ventaja competitiva a sus productos.

Los temores sobre la posibilidad de ver una guerra cambiaria debieran dominar las conversaciones de los responsables de las finanzas globales, cuando se congreguen en el encuentro semestral del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial a partir del viernes.

El mes pasado, Japón intervino para frenar la apreciación de su divisa, una medida seguida por un par de economías emergentes.

Fuente: Reuters

comments

Autor entrada:

Deja un comentario