Herbalife: ¿Fraude o negocio legal?

La empresa de suplementos nutricionales enfrentó acusaciones de manejar un esquema fraudulento por lo que deberá pagar 200 millones de dólares a sus revendedores y clientes.

Fundada en 1980 en Estados Unidos por Mark Hughes, Herbalife es una compañía de marketing multinivel (MLM, por sus siglas en inglés) y es una de las más grandes y antiguas en ese sector.

Lo cierto es que esta empresa dedicada a la venta directa de suplementos nutricionales, llegó a un acuerdo con la Comisión Federal del Comercio de EEUU (FTC) para zanjar mediante el pago de 200 millones de dólares y la reestructuración de sus operaciones comerciales una investigación por engañar a los consumidores.

La FTC señala en un comunicado que la estructura de compensación de Herbalife “era desleal” porque la recompensa de los distribuidores se basa sobre el reclutamiento de otras personas para que se inscriban y compren productos, en lugar de hacerlo sobre la demanda real de compra minorista de los productos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


El acuerdo alcanzado también prohíbe a Herbalife “tergiversar el potencial de ganancias de un distribuidor o sus probables ingresos” y prohíbe específicamente a la empresa declarar que los miembros pueden “dejar sus empleos o trabajos” o disfrutar de un estilo de vida lujoso.

¿Cómo opera

Herbalife ofrece productos dietéticos a través de la venta directa, es decir, no están exhibidos en tiendas. Para ello se apoya en una red de más de dos millones de vendedores o distribuidores independientes en al menos 90 países.

Dependiendo del nivel de ventas que un distribuidor logre cada mes, tendrá derecho a descuentos sobre los productos comprados. Un volumen superior significa precios de productos más bajos, lo que permite a los distribuidores ganar más dinero y los anima a encontrar a otros clientes que quieran comprar y vender a su vez los productos.

La compañía señala que los distribuidores no son sus empleados, sino personas que hacen negocios independientes, por ello tienen la libertad de decidir cómo y cuándo operar sus propios negocios. Los distribuidores reciben el 73% de lo obtenido por las ventas al menudeo.

Precisamente, Bill Ackaman es el estadounidense que encabezó la ofensiva con el argumento que la firma es intrínsecamente fraudulenta al basarse en un sistema piramidal ilegal en donde distribuidores venden productos a otros vendedores, pero no a usuarios finales.

Te puede interesar: Las estafas piramidales más sonadas de nuestro continente

“Herbalife vende productos, pero lo que realmente vende, y gracias a lo cual sus distribuidores ganan dinero, es una oportunidad de negocio, y la oportunidad de negocio es venderle la oportunidad de negocio a tus amigos, quienes a su vez la venden a sus amigos”, señala.

El caso de Herbalife es el último eslabón de una larga cadena de sospechas sobre la venta directa (Multinivel). Mary Kay o ACN ya estuvieron involucrados en investigaciones similares a la de Herbalife. La estructura de este tipo de empresas es compleja y en ocasiones genera dudas sobre cómo reciben realmente sus ingresos los trabajadores de la misma.

¿Qué dice Herbalife?

Pese a todo, la compañía ha aclarado en un comunicado que se trata de una investigación centrada en Estados Unidos y que no afecta al normal desarrollo de su negocio. «Las conciliaciones son un reconocimiento de que nuestro modelo de negocios es sólido y subraya la confianza en nuestra habilidad para avanzar exitosamente, de otra manera no habríamos aceptado estos términos», afirmó Michael O. Johnson, presidente y gerente general de Herbalife.

En tu caso, ¿conoces esta famosa empresa de productos nutricionales? ¿has comprado sus productos o eres uno de sus asociados?

Vía: expansion.mx

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL