Hugh Hefner, la leyenda del imperio Playboy fallece a los 91 años

El legendario editor revolucionó el mercado erótico en los años cincuenta con la revista más famosa del mundo por el cual invirtió 8 mil dólares.

Hugh Hefner, el fundador de una de las industrias eróticas más famosas del planeta, falleció de causas naturales en su lujosa mansión Playboy de Beverly Hills, Los Ángeles, el escenario de cuantiosas fiestas y rodajes de cine y televisión.

Con él se va un icono del exceso erótico en Estados Unidos, del hombre de la gorra de capitán, de sus esposas jóvenes y del mundo del glamour, lujos y excesos, y quien comenzó su imperio erótico con 8.000 dólares en 1953 hasta convertirlo en una corporación multimillonaria. Precisamente, se calcula que su fortuna actual asciende a 50 millones de dólares.

Con su muerte del pasado miércoles 27 de setiembre desaparece un mito de la industria, famoso por la revista Playboy, la joya de la corona de su empresa, que además logró expandir su concepto por varias plataformas incluyendo la televisión.

Nace la revista erótica

Playboy es una de las marcas más reconocibles de Estados Unidos, y que por décadas fue el entretenimiento erótico masculino. Hefner lo fundó en 1953 y fue una sensación desde el primer número, ya que consiguió unas fotos de Marilyn Monroe para la portada.

La clave del éxito de la revista fueron las fotos de mujeres desnudas, preferiblemente famosas, en sus portadas la que apuntaba a un público intelectual y rivalizaba en textos con las mejores publicaciones generalistas. En sus páginas firmaban los famosos como Ernest Hemingway, John Updike, Jack Kerouac, Norman Mailer o Ray Bradbury.

Y fue en 1972 la revista alcanzó su máxima venta con más de 7 millones de copias vendidas, un éxito que mantuvo durante décadas y que le permitió tener presencia en cientos de países. Se calcula que la fortuna actual de Hefner está en torno a los 50 millones de dólares, un monto que sufrió un profundo declive en los últimos años tras el dramático descenso de los títulos de Playboy en la Bolsa de Valores.

Así que el declive de su negocio era más que evidente, azotado por la pornografía gratuita en internet y el descenso en los ingresos por publicidad de la revista. A ello se agrega que coincidió con la superación de muchos de los tabúes de la sociedad estadounidense y el abandono del conservadurismo. Así que privada de su carácter provocador, Playboy perdió también gran parte de su popularidad.

Te puede interesar: El magnate Hugh Hefner

Hefner y sus “conejitas”

Hefner se hizo célebre por un programa de televisión de la CBS en el que aparecía con un esmoquin y fumando una pipa, desde su casa de Chicago, siempre muy bien acompañado por sus “conejitas”, modelos que a lo largo de los años posaron desnudas para su revista y formaron parte de su leyenda erótica.

El millonario siempre reconoció haber dormido con más de 1.000 mujeres a lo largo de su vida. Curiosamente, a la primera en ser portada de su revista nunca la llegó a conocer, Marilyn Monroe de quien Hefner usó imágenes de un desnudo de la actriz en una calendario de 1949 logrando vender 50.000 copias.

Y fue en la mítica mansión Playboy en Los Angeles donde las famosas “conejitas”, uno de los logos más reconocibles a nivel mundial, pasaban en ella del papel a la vida real.  Fue en esta lujosa residencia donde al millonario le gustaba celebrar sus fiestas, tan codiciadas como polémicas.

En estas llamadas “fiestas salvajes”, Hefner se dejaba fotografiar junto a mujeres mucho más jóvenes que él, sin que pareciera importarle la opinión de quienes no aprobaban aquello.

 

En cuanto a sus matrimonios, Hefner estuvo casado tres veces, la primera con Mildred Williams en 1949, una relación que duró hasta 1959, con quien tuvo dos hijos. Tres décadas más tarde se casó con Kimberly Conrad, la “conejita del año”.

Precisamente, fue la juventud de las féminas las que siempre lo atraían, quizás por ser el “elíxir de la juventud” por lo que no tuvo reparos en contraer nupcias con Crystal Harris en el 2012. Entonces, él tenía 86 años y ella, 26.

Se sabe que su último desea al morir es ser enterrado en un nicho al lado de la mujer sobre la que fundó su imperio, Marilyn Monroe, cuyos restos de la actriz descansan en un pequeño cementerio llamado Westwood Memorial Park en Los Angeles.

Y fue en el 2009, cuando Hefner contó que se había enterado que había un nicho vacío al lado del de la icónica actriz y lo había comprado.  “¿Quién no querría estar junto a Marilyn para toda la eternidad?”, se preguntó en aquella oportunidad.

Vía: El País/BBC

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados