India busca oportunidades para hacer negocios con Argentina

En la carrera en la que están lanzados China y la India por conquistar mercados internacionales y convertirse en la nueva potencia económica mundial, hasta el momento la Argentina se presenta como una plaza dominada por los chinos, aunque sus vecinos del Sur quieren recuperar el terreno perdido.

Sin hacer grandes anuncios y con un perfil extremadamente bajo, en los últimos cinco años el mercado argentino vivió una primera ola de inversiones de origen indio por US$ 1000 millones, y los propios empresarios y funcionarios indios aseguran que están a la búsqueda de nuevas oportunidades de negocios en la Argentina, al apuntar a una complementación entre ambas economías.

Históricamente, la Argentina y la India estuvieron tan alejados en términos comerciales como los 15.000 kilómetros que separan a los dos países. El panorama, sin embargo, está empezando a cambiar con la avanzada económica de la India en toda la región. En la última década, el intercambio comercial entre este país y América latina se multiplicó por diez, hasta superar los US$ 19.000 millones anuales, y para los próximos tres años se proyecta un crecimiento adicional del 50%. En este contexto, la Argentina aún aparece en un segundo plano y hoy representa cerca del 10% de las inversiones indias en la región, muy lejos del 25% que se lleva Brasil.

“Creemos que hay oportunidades de negocios muy grandes en la Argentina, especialmente en rubros como tecnología, minerales, agroquímicos e ingeniería”, asegura Prahalatan Iyer, gerente general de Exim Bank, el banco oficial que se encarga de financiar las operaciones de comercio exterior de las empresas indias.

La principal inversora india en el mercado argentino es United Phosphorus, una compañía especializada en la producción de agroquímicos y semillas que ya levantó tres fábricas y un centro de investigación y desarrollo en el país.

Aunque en la lista de empresas que se están instalando en Argentina también figuran laboratorios (como Glenmark), agropecuarias (Olam, Sterling Group), autopartistas (Ashok Leyland) y hasta fabricantes de artículos de tocador, como el Godrej Group, que está cerrando la compra de la argentina Issue Group. Pero el rubro en el que las empresas indias se mostraron más activas fue en el del software y los servicios tecnológicos.

Fuente: La Nación

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion