La explicación detrás de la migración laboral de los millennials

subempleo-juvenil

Diversos especialistas en materia laboral han destacado que los millennials, los jóvenes entre los 18 y los 33 años, no son muy apegados a un entorno laboral fijo, y que gustan de cambiar de trabajo continuamente. Asumen que esta generación elige la búsqueda de nuevas experiencias, y que el dinero no es única motivación. Sin embargo, Thomas Kochan, investigador de la Massachussetts Institute of Technology (MIT), rebate esta idea que se tiene sobre los millennials.

Kochan asume que los millennials no gustan de mantenerse en un único empleo durante mucho tiempo. También, advierte que muchos de los trabajos que toman los jóvenes millennials son dispares a experiencias laborales anteriores. Pero, Kochan advierte que este fenómeno no se debe a que los millennials busquen nuevas experiencias. El único factor es la baja calidad de empleos creados a partir del 2000.

Si bien la crisis mundial impactó fuertemente a Estados Unidos, Europa y parte de Asia, el fenómeno del empleo de baja calidad no tiene su fundamento en ella. Hay muchas economías que han logrado salir bien libradas de la crisis, y están creando empleo, sin embargo, los nuevos puestos no están acordes a las expectativas de los millennials. Y eso que la productividad en los países del Primer Mundo no ha decaído en demasía (en algunos, incluso, ha aumentado como en Estados Unidos), sin embargo, eso no se ha visto reflejado en el aumento de los salarios. Fenómeno contrario a lo que ocurrió antes de la década de los ’90, donde el aumento de la productividad se reflejaba inmediatamente en el salario.

Por tanto, ése es el motivo principal de la migración laboral de los millennials. Los salarios solo han aumentado un 6% en promedio durante la última década en los países más industrializados. Solo un pequeño porcentaje de profesionales (los que tienen para costear estudios de especialización, maestrías y doctorados), han logrado salir de este pantano laboral, y logran obtener aumentos de salario considerables año tras año. ¿Pero qué sucede con la gran mayoría de profesionales?

El panorama no es nada halagüeño para ellos. Un gran porcentaje busca empleos que nada tienen que ver con su carrera universitaria o técnica (subempleo). Bajos salarios, insatisfacción laboral, escasez de condiciones laborales adecuadas, trabajo rotativo, y otras incomodidades retrasan el crecimiento laboral de estos jóvenes. Y no son pocos. Según Kochan, 40% de los egresados universitarios de Estados Unidos se enfrentan al subempleo. ¿Qué posibilidades tienen de especializarse o de adquirir más conocimientos estos jóvenes si apenas les alcanza el dinero?

El reto, entonces para Kochan, es que los gobiernos entren en acción, y establezcan acciones conjuntas con las universidades, institutos técnicos y empresas. ¿Qué es lo que requieren las empresas? ¿Qué habilidades necesitan? ¿Qué carreras son adecuadas para el entorno de cada país? Es la única manera de aprovechar mejor el recurso humano en tiempos de crisis de empleo adecuado.

Vía: cnnexpansion.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion