La harina de soya, el commodity del año

Harina de soja

En comparación con los US$200.000 millones de dólares en contratos petroleros, el minúsculo mercado de la harina de soya puede parecer insignificante. Sin embargo, ha sido la materia prima de mayor rendimiento en 2012.

Los futuros para la harina de soya, la proteína de la dieta alimentaria para engordar y hacer más jugosos a los pollos, han subido 34% en lo que va del año. Los precios para esta harina amarilla, un subproducto de la soya que se parece al germen de trigo, están superando los del petróleo y el oro.

El ascenso de los precios es un efecto secundario poco conocido de la sequía en el Cono Sur, que ha impulsado un repunte de 23% de la soya. Con el grano tan caro, las empresas que lo muelen para convertirlo en otros productos que entran en la cadena de suministro de alimentos se han mostrado reacias a aumentar la producción debido a que los precios del aceite vegetal, otro subproducto del proceso de molienda, no han subido con la misma rapidez.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Al mismo tiempo, la expansión de la demanda china también está impulsando la cotización de la harina de soya, a medida que la clase media del país crece y come más carne. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos prevé que este año el ganado chino consumirá casi 46,5 millones de toneladas de harina de soya, un salto de 24% frente a 2010. En EE.UU., se prevé que los criadores de pollos y otros animales utilicen este año más harina de soya de lo que se había previsto.

Y no hay un sustituto fácil, un factor citado a menudo por los operadores y los analistas para explicar la magnitud del alza en los precios.

Para leer el artículo completo dar clic aquí.

Fuente: The Wall Street Journal

comments

Autor entrada:

Deja un comentario