La revolución de las ideas en el mundo árabe

rebelión-árabe

El mundo árabe está experimentado cambios. Positivos o negativos, todo parece depender del ojo del espectador. Pero, los cambios son palpables, están ya presentes. Ser liberal ya no es cosa de jalarse los pelos. No es extraño, entonces, que diferentes grupos sociales en los países árabes aspiren a una sociedad en la que el pluralismo y la defensa de las ideas sean los patrones dominantes. Veamos los diferentes senderos que están apareciendo en las tierras del Islam.

HACIA EL MODELO INCLUSIVO

El mundo árabe es visto desde el lado occidental como un lugar donde los derechos no son respetados, donde se buscan gobiernos de largo aliento, donde no hay igualdad entre hombre y mujer. Túnez nos demuestra lo contrario. La reciente aprobada Constitución tunecina instituye la igualdad entre hombres y mujeres, así como, la libertad de los ciudadanos de profesar su religión o no.

LA LUCHA DE ENFOQUES

Egipto también enfrenta grandes cambios. Solo que a diferencia de Túnez, no hay un gobierno de coalición que guíe al país hacia el camino de la igualdad. En Egipto, cada uno lucha por su lado. Todos creen tener a su favor la verdad única. La inseguridad campea. La inestabilidad política y económica sabotea el crecimiento del país. El poder parece ser solo un privilegio de corta duración. Los militares, fuerzas religiosas y los progresistas aún no comprenden que el crecimiento implica más la unión entre ellos, que el despellejamiento eterno en el que viven.

EL ÚLTIMO BASTIÓN ISLAMISTA

Siria representa el tercer enfoque del mundo árabe actual. No se trata de señalar que el presidente Bashar al Assad no tenga la razón. Solo que parece importarle muy poco lo que suceda con el país, o mejor dicho, considera que el Estado es él. El resultado de tal pensamiento queda evidenciado en los más de 150.000 fallecidos, producto de la guerra civil interna. Y lo peor de todo es que las inmolaciones no han resuelto nada: el gobierno sirio sigue con su carcasa cultural, no hay posibilidad de negociar con las nuevas ideas.

Todo va quedando claro: el mundo árabe se enfrenta a un cambio sin precedentes en su historia. ¿Cómo terminará? Sus ciudadanos serán los que marquen el camino de la etapa más importante en esta zona del mundo.

Vía: Project Syndicate

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion