La tecnología, aliada de las Pymes

Actualmente sólo 50% de las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) mexicanas usan equipos de cómputo, ya sea por desconocimiento o porque los precios son prohibitivos, de acuerdo con estimaciones de la consultora de comunicaciones Limbergy.

La innovación permanente de la tecnología permite a las Pymes manejarse como una multinacional, ya que facilita la gestión de recursos, el control de activos y permite monitorear constantemente las finanzas y los clientes.

Otra gran ventaja es que eleva la competitividad, ya que el empresario puede tomar decisiones más inteligentes, toda vez que éstas son informadas y están enfocadas a las necesidades reales de la organización.

“Si una Pyme desea sobrevivir a esta crisis y fortalecerse es necesario que voltee hacia los beneficios de la tecnología (…), no hacerlo golpearía aún más al mercado laboral mexicano”, señala el directivo de la Incubadora del Tec.

La Secretaría de Economía estima que existen más de 4 millones de empresas en México, de las cuales 99.8% son Pymes. Éstas generan 7 de cada 10 empleos en el país y representan aproximadamente 50% del PIB, según datos de Bancomext.

El mayor avance en tecnología aplicada a la empresa se ha dado dentro de los software de Planificación de Recursos Empresariales (ERP), cuyo uso ha crecido 25% en el último año. Actualmente el 35% de las Pymes mexicanas usan estos sistemas.

La reducción de costos es otro proceso que también se beneficia bajo este esquema: al mejorar la administración, los procesos son más eficientes y productivos, lo que eleva las ganancias y minimiza las pérdidas al incrementar los ahorros en la organización.

Nueve de cada 10 empresas consideran positivo el impacto de las Tecnologías de Información y Comunicación (TiC’s) sobre su productividad, considerando que la tecnología es soporte de la innovación, de acuerdo con una encuesta de Red Global de Exportación (RGX) hecha a 530 Pymes latinoamericanas.

Sin embargo, las empresas utilizan la mayor cantidad de tecnología en el área administrativa y no en procesos que requieren de ella como en la investigación de mercados, de acuerdo con la firma consultora de comercio internacional.

El 37% de las empresas mexicanas encuestadas dijo que ha accedido a algún instrumento de financiamiento para desarrollar a sus empresas.

Manos a la obra
Aunque la incorporación de la tecnología en el desarrollo de la empresa depende del giro, tamaño y sector de cada organización, existen tres áreas críticas donde este componente no debe faltar, de acuerdo con Rafael Castillo Mejía:

•Parte productiva: si una empresa se dedica a la manufactura de objetos es necesario tener tecnología de punta en el proceso y evitar las máquinas obsoletas porque son costosas, consumen más energía, tienen un mantenimiento caro y entorpecen el proceso: “Siempre hay nuevas tecnologías que son más eficientes y productivas”. Si te dedicas a dar servicio, la tecnología ayuda a mejorar tiempos y ser más eficiente.
•Mercadotecnia y ventas: tener sistemas de atención a clientes es importante para ofrecer un servicio muy focalizado y sistematizado.
•Gestión empresarial: debe reforzarse especialmente en el área financiera, ya que permite tener control preciso de los inventarios, ventas, materias primas, y una contabilidad ordenada para tomar decisiones de forma más eficiente. Todos estos puntos deben realizarse sobre reportes y gráficas.

Fuente: Cronista

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion