Las súper algas: el nuevo biocombustible

algas

Un nuevo biocombustible creado por la compañíaBio Fuel Systems se desarrolla a partir de lo que han denominado “súper algas”. Estas son cepas de algas de origen natural adaptadas y modificadas posteriormente para que presenten una elevada tasa de reproducción y producción de compuestos energéticos. Aunque la productividad de su biomasa es 1.400 veces superior a cualquier biopetróleo conseguido hasta ahora, había muchas dificultades para producirla a nivel industrial.

Sin embargo, científicos de la Universidad de Texas anunciaron un nuevo método en el que utilizan genes de la familia de bacterias que produce el vinagre y así cultivan de manera más eficiente estas súper algas, las cuales producirán nanocelulosa para biocombustibles y otros productos.

Utilidades

  • Estos biocombustibles de tercera generación, como también se les conoce, pueden producir gran cantidad de nanocelulosa, la cual puede ser utilizada para crear películas flexibles o chalecos antibalas de poco peso, debido a que su resistencia es similar a la del kevlar, además es tan absorbente que incluso podría utilizarse para limpiar los derrames petroleros.
  • Purifican las aguas cloacales, puesto que consumen los desechos de éstas.
  • Son capaces de producir 18.000 toneladas de biomasa y de neutralizar 55.000 toneladas de dióxido de carbono al año, el principal gas de efecto invernadero, relacionado con el calentamiento global.
  •  La biomasa obtenida de las súper algas, logra de 6.000 a 7.000 kilocalorías por kilo.

El doctor Malcolm Brown, uno de los  autores del estudio para mejorar la industralización de las súper algas mencionó: “Si somos capaces de completar los pasos finales, habremos logrado una de las más importantes transformaciones agrícolas”.

El interés por parte de las grandes empresas

La empresa Bio Fuel Systems firmó un tratado de colaboración con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (Idae) cuyo objetivo en común es definir la caracterización del uso energético de las microalgas mediante tecnologías tanto de combustión como de extracción de aceite.

Se están llevando a cabo pruebas de caracterización del producto y comprobación de su actitud para su uso en combustión y en la producción de biodiésel, para los que cuenta con la colaboración del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat).

Actualmente, la utilización de cultivos de vegetales comestibles como maíz o caña de azúcar destinados a producir biocombustible, cuyo uso de tierras dedicadas al cultivo,  o el cambio de uso de tierras dedicadas al cultivo de dichos vegetales, provoca deforestación y/o desecación de terrenos vírgenes o selváticos, ya que al incrementarse los precios de estos combustibles se financia la tala.

Fuente: Biopetroleo.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.