LinkedIn, la dueña de los negocios en el mundo

linedin-en-el-mundo

Resulta casi inevitable afiliarse a esa red social si no quiere obtener trabajo. O si está gente altamente capacitada para un puesto. LinkedIn, querámoslo o no, se ha convertido en la red social dueña de nuestro futuro laboral. Pero, ¿qué ha hecho LinkedIn para alcanzar tal importancia en menos de 12 años de existencia?

Una misión poco común

Lo cierto es que LinkedIn nació para ser más que una red social. Es, en realidad, el punto de encuentro entre personas de negocios, de los que ofertan empleos, de los que buscan trabajo, de los que buscan socios, de los que desean hacer crecer su rubro de negocio. La consigna es muy sencilla: una de las pocas cosas que compartimos en cada parte del planeta es la necesidad de buscar empleo. Para Jeff Weiner, actual CEO de LinkedIn, la misión de esta red social en el mundo se divide en los siguientes pilares:

  • Construcción de un perfil digital para cada trabajador del mundo.
  • Formación de un perfil integral para cada empresa del planeta.
  • Representación total de cada tipo de empleo existente.
  • Representación de cada habilidad exigida para cada uno de los empleos existentes.
  • Integración de esas habilidades con institutos de enseñanza o programas educacionales.
  • Obligación de integrar a todas las fuerzas que integran el mercado laboral.

Un camino aparentemente acelerado

2003 fue el punto de inicio para LinkedIn. Por aquellos años, ni siquiera su propio fundador Reid Hoffman se imaginaba que algún día LinkedIn se convertiría en la parada obligatoria para todo profesional en busca de un empleo en el mundo. En el 2004, LinkedIn introduce el formato de Grupos, tan popular hasta el día de hoy. Pero, no fue hasta el 2006 cuando la compañía alcanzó cierta rentabilidad (pasó 3 años con números en rojo), gracias a la introducción de dos aplicaciones en la red social: Recomendaciones y Personas que conoces.

En el 2008, LinkedIn alcanza la internacionalización. Desarrolló unas versiones en español y en francés, que consiguieron impulsarla por Latinoamérica y gran parte de Europa. Además, abrió una oficina en París. Por aquellos años, ya esta red social alcanzaba los 50 millones de usuarios en todo el globo. Pero eso solo sería el comienzo.

En el 2009, Jeff Weiner ingresa a LinkedIn bajo el cargo de presidente para luego asumir el puesto de CEO. Para el 2010 ya se veían los primeros logros de Weiner: LinkedIn había cosechado ya más de 90 millones de usuarios y contaba con más de 1.000 empleados de oficina. Pero eso no le parecía suficiente a Weiner. Para el 2011, la empresa comienza a cotizar en Bolsa. Y al siguiente año, realizó su compra más importante, SlideShare, por 119 millones de dólares.

En el 2013, la empresa logra capturar para más de 225 millones de usuarios, aunque con la firme misión de capturar un nuevo mercado: China. Al siguiente año, LinkedIn crea una versión especial de su plataforma para el mercado chino. Finalmente, este año, para coronar su posicionamiento como la red social “reina de los negocios”, realiza sus adquisición más costosa, Lynda.com, por 1.5 billones de dólares.

LinkedIn para hoy y para el futuro

El reto para la empresa es seguir siendo el referente de los negocios y del empleo en el mundo. Aún hay muchos críticos de LinkedIn, algunos de los cuales aseguran que esta red social cada vez se parece más a Facebook, y que en lugar de ello, debería incluir aspectos más relevantes para la búsqueda de empleo como métricas, feedback y estadísticas. Pero si los incluyera, ¿obtendría el mismo éxito que el que goza en la actualidad?

Vía: inc.com
Foto: linkedin.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion